"De pequeño era del Barça". El traidor de Florentino Pérez en el vestuario del Real Madrid

stop

Se descubre un infiltrado en la entidad madridista

Florentino Pérez deja en la estacada a uno de sus cracks | EFE

01 de febrero de 2017 (12:36 CET)

Nació en el Real Madrid. Ingresó en La Fábrica en 2010 y en el 2011 ya debutó con el primer equipo en la Liga.

No fue hasta la temporada 2013-14 que no entró a formar parte de manera oficial del Real Madrid. El delantero anotó 17 goles y dio 15 asistencias en los 81 partidos que disputó con la camiseta blanca.

Jesé Rodríguez nunca llegó a ser uno de los imprescindibles. Además, cuando mejor lo estaba haciendo sufrió una lesión en la rodilla que le tuvo más de seis meses apartado de los terrenos de juego. Fue su sentencia en el club madridista. Perdió el tren.

Abre una nueva etapa

El París Saint Germain de Unai emery llamó a su puerta el pasado verano. Los petrodólares de Nasser Al-Khelaïfi, el dueño del conjunto francés, convencieron al delantero para abandonar definitivamente el club de su vida.

La primera mitad de la temporada en su nueva casa no fue la esperada. Emery no contó con él como el jugador esperaba y la paciencia del canario se agotó. Está en el momento de su carrera en el que necesita minutos y en París no los tuvo.

De vuelta a España

La difícil situación del jugador y el mercado invernal le llevaron al Las Palmas, donde este lunes fue presentado ante su nueva afición. Jugará cedido hasta final de temporada.

En el acto le preguntaron si el Madrid queda lo suficientemente lejos como para que un día recale en el Camp Nou. El jugador fue contundente: "Nunca jugaría en el Barça".

Su padre, Pascual Rodríguez, no dice lo mismo. "De pequeño era del Barça", confesó el progenitor del atacante. Florentino tuvo un infiltrado en casa desde las categorías inferiores.