De Gea llega a un acuerdo con Florentino Pérez

stop

El guardameta llega a un pacto no escrito con el presidente blanco

23 de agosto de 2017 (14:16 CET)

Siempre fue su deseo. David de Gea es la espinita clavada de Florentino Pérez desde que se frustró su fichaje por el Real Madrid en el 2015.

Aquel 31 de agosto, Keylor Navas, recién fichado por el conjunto blanco, debía poner rumbo al Manchester United para protagonizar un cambio de cromos con el guardameta de los red devils.

Pero el ‘maldito’ fax no llegó a tiempo y la operación se fue al traste. Después de aquel episodio, Louis van Gaal, el entonces entrenador del United, obligó al ex colchonero a renovar para confirmar su compromiso con el Manchester después de su intento de fuga y para mantener la titularidad.

El nuevo contrato fulminó las esperanzas del presidente de cerrar el fichaje de David a corto plazo. Pero el presidente blanco no ha tirado la toalla con el internacional español.

Florentino nsiste

Las intenciones del mandatario pasaban por dar salida a Keylor Navas este mismo verano y hacerse con los servicios de De Gea para sustituirlo. Pero la insistencia de Zinedine Zidane y la valentía del tico no permitieron al presidente formalizar la operación.

El costarricense, por su parte, ya declaró ante los medios que la competencia no le asustaba y que no pensaba moverse del Real. Mientras tanto, el míster siempre apuntó al dirigente que quería que Navas siguiera en la portería blanca. Asimismo, el jugador del United ya dejó claro que no firmaría por el Madrid si no tenía asegurada la titularidad.

Acuerdo no escrito

Los acontecimientos llevaron a Florentino, que quiere vestir sí o sí al futbolista de blanco, a llegar a un nuevo acuerdo no escrito con el portero.

Florentino y De Gea pactaron que no llevarían a cabo la operación este verano, pero el que viene, pase lo que pase, cerrarán su traspaso a Chamartín. Y Keylor Navas lo sabe. El ex del Levante es consciente de que le queda un año en el Santiago Bernabéu.

Y  es que por si falla De Gea, en la T4 del Santiago Bernabéu ya tiene un nombre en la recámara. Los responsables temen que la enemistad que mantienen Madrid y Manchester pueda suponer un problema y mantienen a Oblak, del Atlético de Madrid, en la recámara.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad