Dani Ceballos | EFE

Dani Ceballos se ríe de todo en un fiesta loca con tres cracks del Real Madrid

stop

El andaluz se olvida de los problemas en uno de los locales de moda de la capital

12 de enero de 2018 (17:58 CET)

Al mal tiempo buena cara. Esa es la actitud que ha decidido tomar Dani Ceballos viendo su situación en el Real Madrid. La suya y la del equipo. Ninguna de las dos es que sea para tirar cohetes.

Lo cierto es que Dani no juega. Apenas cuenta para Zidane y ya se está buscando la vida lejos del Bernabéu. Mientras tanto, ha decidido que la mejor manera de ahogar las penas es dándose a la noche.

O al menos un rato. Y es que el andaluz se ha dejado ver en los últimos meses en varios de los locales de moda de la capital española. Parece que en las discotecas si que rinde y se deja la piel.

Nuevas amistades

El caso es que desde que llegó al Real Madrid, Dani ha hecho muy buenas amigas con el resto de jugadores españoles de la plantilla. En concreto con Isco, Asensio y el capitán, Sergio Ramos.

De hecho, es en el Blackhaus, la discoteca de la que Sergio Ramos es dueño junto a otros socios, donde más se le ha visto. Unas salidas nocturnas que no ayudan para nada a mejorar su situación en el equipo.

No hay salida

El problema es que Dani se encuentra en una encrucijada. El jugador le ha pedido a Florentino en más de una ocasión que le deje ir. Quiere volver a sentirse futbolista. Ha pasado de ser la estrella del Betis a ser un fijo en el banquillo blanco.

Ofertas tiene. El mismo Betis estaría encantando de volver a contra con él como cedido. Y más allá dela Liga, el Liverpool preguntó hace unos días por Dani. Klopp lo quiere como el sustituto de Coutinho.

Pero la respuesta de Zidane es siempre la misma: no se va. El entrenador francés no quiere perder a ningún jugador en este mercado de invierno a no ser que el club fiche a alguien. Y claro, Ceballos está atrapado en un club que no le deja irse pero en el que no juega. Al menos, eso sí, está disfrutando de la noche de Madrid. Allí Zidane no le pone pegas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad