Dani Ceballos estalla en el Real Madrid-Borussia Dortmund | EFE

Dani Ceballos mete a Zidane en un lío muy feo con una filtración

stop

El andaluz dispara por la espalda al míster

07 de diciembre de 2017 (10:25 CET)

Otra vez, suplente. Dani Ceballos volvió a empezar desde el banquillo en el partido que disputaron este miércoles el Real Madrid y el Borussia Dortmund en el Santiago Bernabéu, en el choque correspondiente a la sexta y últimas jornada de la fase de grupos de la Champions League.

El jugador no cuenta para Zinedine Zidane. Y el futbolista lo sabe. Cuando escogió al conjunto blanco por delante del FC Barcelona pensó que de una forma u otra tendría la oportunidad de ganarse el puesto. Sería capaz de convencer a Zidane de que podía ser una pieza clave. Pero nada más lejos de la realidad.

Zidane no le quiere

El tiempo le ha demostrado al futbolista de Utrera que el suyo fue un fichaje de Florentino Pérez en su afán de rejuvenecer y españolizar el equipo, así como para dejar al Barça sin uno de sus deseados. Y es que lo cierto es que el míster nunca pidió ni quiso al andaluz.

Así, el centrocampista se ha convertido en el comodín del míster para los partidos intrascendentes o para los minutos en los que ya poco o nada queda que hacer.

O ni eso. Porque el del Borussia era un partido en el que el Real no se jugaba nada, pero ni entonces fue titular. Ceballos entró en el minuto 58 con el 2-2 en el marcador y con todos pensando ya en el Sevilla y en el Mundial de Clubes.

Con todo, Dani refuerza el aviso que lleva días dando a los responsables del club. Zidane no solo no confía en él, sino que no confía en los españoles. Sin ir más lejos, el técnico galo pretende a Eden Hazard desde hace tiempo para liquidar a Marco Asensio.

Salida inminente

Tanto es así que el ex del Real Betis está como loco por concretar una salida inmediata. El andaluz quiere triunfar en el Bernabéu y no se quiere desvincular de la entidad blanca, pero cree que lo mejor para su futuro es salir cedido a otro equipo en el que tener los minutos que sabe que no tendrá en Chamartín.

Si Dani no puede salir en invierno, lo hará en verano, pero lo que tiene claro es que así no quiere seguir.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad