Dani Ceballos | EFE

Dani Ceballos le cambia la cara a Florentino Pérez en una reunión de 10 minutos

stop

El andaluz se planta con el presidente

02 de enero de 2018 (10:22 CET)

Dejar el Real Madrid. Ese es uno de los propósitos para el 2018 de Dani Ceballos si las cosas no cambian en el conjunto de Zinedine Zidane.

El andaluz llegó con la aureola de crack. Sobre todo después de haber sido objeto de deseo de los dos grandes de LaLiga, el Madrid y el Barça, el pasado verano.

Entre dos mares

Ambos clubes mantuvieron una intensa pelea por llevarse a la perla del Real Betis. Los culés le garantizaron ser protagonista desde el primer día en el proyecto de Ernesto Valverde, pero la ficha que le pusieron sobre la mesa se alejaba mucho de sus pretensiones.

Por el contrario, el Madrid, aunque no le podía asegurar minutos, si cumplía el objetivo económico del de Utrera, lo que le permitió llevarse el gato al agua.

Mala elección

Pero el paso de los meses abrió los ojos a Dani. El jugador es consciente de que no cuenta para Zidane. El míster nunca le quiso, y es  que en realidad el suyo fue un fichaje único y exclusivo de Florentino Pérez, en el afán del presidente por rejuvenecer y españolizar el club, así como de dejar al equipo catalán sin uno de sus fichajes galácticos.

Tanto es así que el centrocampista no quiere seguir esperando en la banda a que el técnico le dé una oportunidad y ya habría puesto hilo en la aguja para salir de Chamartín cuanto antes.

El agente del futbolista ya trasladó estas intenciones a Florentino. Hasta cinco son las propuestas que tiene a corto plazo el media punta para los próximos meses y una de ellas podría ser definitiva.

Concretamente, el Liverpool le quiere como recambio de Phillippe Coutinho, que está a un paso de firmar por el Barça. Si el brasileño finalmente recala en la ciudad condal, Ceballos tiene todos los números para ser un nuevo jugador red.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad