Dani Carvajal pide una reunión de urgencia a Florentino Pérez

stop

El canterano estalla contra los responsables

24 de octubre de 2017 (09:45 CET)

Sin fecha ha de regreso. Los servicios médicos del Real Madrid no se pueden asegurar los plazos de Dani Carvajal para volver a los terrenos de juego. El estado del jugador tiene a los responsables del club en vilo.

El futbolista lo estaba jugando todo esta temporada. El canterano fue titular indiscutible en el esquema de Zinedine Zidane. Carvajal disputó todos los minutos desde el inicio del choque ante el Manchester United de la Supercopa de Europa.

Difícil diagnóstico

Pero antes del partido contra el Espanyol llegó la mala noticia. Al lateral le diagnosticaron una dolencia muy poco común en el mundo del fútbol, lo que dejó completamente desconcertados a los médicos y al madridista en la enfermería.

El futbolista sufría un “proceso viral con afectación al pericardio”, la membrana que envuelve el corazón. Consiste en una inflamación del tejido mencionado.

El plazo establecido por los doctores al inicio era de cuatro semanas, pero con el paso de los días no se atreven a confirmar cuando estará de vuelta el defensa. Además, apuntan que cuando esté disponible, Dani deberá someterse a una mini pretemporada con tal de ponerse a punto y comprobar que está totalmente fuera de peligro.

Ante este panorama, en la T4 del Santiago Bernabéu han puesto la maquinaria en marcha por si de cara al mercado invernal es necesario realizar una incorporación para cubrir su baja. Achraf Hakimi no cuenta con la plena confianza de Zidane y el míster quiere un lateral de primera línea que no le cause una preocupación constante.

Buscando relevos

Álvaro Odriozola es uno de los nombres que más ha sonado en las últimas horas, mientras que el nombre de David Alaba sigue en la agenda blanca.

Unos rumores que no han gustado nada al canterano y que le han hecho coger un enfado monumental. Asimismo, no ha dudado en llamar a la puerta de la cúpula blanca para expresar su malestar.

El zaguero está harto de las filtraciones que avisan de que el Madrid está trabajando en la búsqueda de un relevo, mientras él lo hace para volver a ponerse a las órdenes del míster. El de Leganés se está  dejando la piel por volver a los terrenos de juego y volver a darlo todo por la camiseta del conjunto de Chamartín, como siempre ha hecho. Pues si de algo no se le puede culpar es de no estar comprometido con el Real.

Sin embargo, lo que siente el carrilero es que le están matando antes de estar muerto y reclama un margen más amplio de confianza. Asegura que se la ha ganado con creces. Y es que sabe que si llega un nuevo lateral y lo hace bien, a Carvajal le costará mucho recuperar el peso que tenía en el equipo de Zizou.