Lukca Modric mundial

“Croata de mierda”. Modric o la pelea con un crack del Real Madrid

stop

Duras palabras hacia Modric de uno de sus compañeros

24 de diciembre de 2018 (16:45 CET)

El Real Madrid conquistó el Mundial de Clubes el pasado sábado en Abu-Dhabi, pero el vestuario sigue bastante alterado tras todos los cambios que se han producido durante esta temporada.

Muchos problemas para Solari

Solari tiene trabajo de sobra para el nuevo año y debe afrontar muchos líos que se encuentran inmersos a estas alturas de la temporada en la plantilla. El argentino sigue sin coger el mando de un vestuario lleno de estrellas y que, en muchas ocasiones, ‘sacan la patita del tiesto’ más de la cuenta.

El ‘caso Isco es uno de los grandes problemas que tendrá que solucionar el ex del Castilla de cara al 2019. Y es que el malagueño sigue sin convencerle y su situación es ya insostenible, cuentan desde dentro del vestuario.

Isco Alarcon y Sergio Ramos

Otro problema es el de Asensio. Similar al del de Arroyo de la Miel, pero éste no conviene que abandone la disciplina blanca, entienden desde las oficinas del Bernabéu. Aún así, su ajetreada vida social puede ponerle en la rampa de salida.

Casemiro y su suplencia empieza a ser otro grave contratiempo para Solari. El brasileño se ha visto relegado al banquillo, en detrimento de un Llorente que hace un mes estaba más fuera que dentro.

Sin embargo, el triunfo en el Mundial de Clubes parecía apaciguar los ánimos, durante estas navidades. Para ello, se han empeñado, desde el club blanco, en dar una imagen de unidad y compañerismo.

El insulto de Lucas a Modric

Pero esta apariencia se ha visto alterada tras conocer lo que le dijo Lucas Vázquez, uno de los jugadores que menos problemas causa en el vestuario, a Luka Modric: “Dame un puto balón, croata de mierda”, fueron las palabras que el gallego dirigió a su compañero durante la celebración del sábado.

A Florentino no le ha gustado esa actitud

Una frase que, aunque algunos se atreven a aventurar que lo dijo en broma, no ha gustado en la parte noble del Bernabéu. A Florentino no le gustó que los micrófonos pudiera captar estas palabras y que entre compañeros se dirijan en esos términos, tras ganar un título.

Luka Modric | EFE

Desde el palco y el banquillo se afanan a unir al equipo en momentos delicados y los jugadores no paran de ‘meter la pata’ una y otra vez. Veremos como acaba esta historia...

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad