Cristiano Ronaldo vuelve a liarla al término del Real Madrid-Legia

stop

El delantero portugués se retira del Bernabéu muy contrariado por no marcar un gol

Cristiano Ronaldo se lamenta de una ocasión perdida ante el Villarreal / EFE

19 de octubre de 2016 (11:02 CET)

El estado de ánimo de Cristiano Ronaldo es cristalino. Transparente. Contento si marca uno o más goles y enfadado si no supera al portero rival. La goleada del Real Madrid al Legia apena atenuó la frustración del delantero portugués, que se retiró del campo cabizbajo, deprisa y, una vez más, sin saludar a los aficionados.

Los jugadores del Legia también pagaron el mal humor de Cristiano Ronaldo. Al acabar el partido, el futbolista portugués no quiso cambiarse su camiseta con ningún rival.

Forma física

Cristiano Ronaldo, según fuentes próximas al futbolista, está preocupado. Este año no tiene la clarividencia de otras temporadas y ya no es el jugador desequilibrante que idolatraba la afición blanca. El delantero todavía no está en su mejor forma física. No tiene buenas sensaciones en el campo y gesticula con mucha asiduidad.

El Real Madrid espera la mejor versión de CR7, quien espera renovar en breve su contrato hasta 2021 a cambio de unos 20 millones de euros netos por temporadas. Zidane pide calma, pero en el palco del Bernabéu están más preocupados por el rendimiento de un futbolista que ya tiene 31 años y que no tiene el talento ni la capacidad para reciclarse de Messi.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad