Cristiano Ronaldo | EFE

Cristiano Ronaldo veta el fichaje (y es del Real Madrid de Zidane)

stop

El delantero luso para los pies a la Juventus de Turín

13 de julio de 2019 (11:07 CET)

Isco Alarcón es uno de los futbolistas que todavía no se ha incorporado a la pretemporada del Real Madrid. El centrocampista andaluz acaba de ser padre y tardará unos días en sumarse a la disciplina del equipo blanco.

Precisamente su paternidad es una de las cosas que con casi toda seguridad retendrá al crack en la capital el curso que viene.

Isco se queda

El jugador sabe que con Zinedine Zidane no tendrá muchos minutos. Isco no es uno de los descartes del míster, pero tampoco uno de los imprescindibles. Y el técnico no cuenta con que sea mucho más  que una pieza de la unidad B.

Resultado de imagen de isco alarcon

Una situación que tiene al Madrid pendiente de escuchar ofertas. Si fuera por los mandatarios, mañana mismo estaría en otro equipo. En la planta noble están pensando en hacer caja.

Pero el futbolista no se quiere marchar. Al menos este año. Tanto él como su entorno familiar consideran que lo mejor es que se quede en Madrid durante el primer año de vida del recién nacido. Y aunque sepa que pasará muchos minutos en el banquillo, ni se plantea salir.

La Juventus no le pierde de vista

Sin embargo, Alarcón es un jugador admirado y con unas cuantas novias. Y hay una que no lo pierde de vista. Según cuenta Calciomercato, La Juventus de Turín, que ha mostrado su interés en el crack en alguna ocasión, no habría descartado la operación. Y aunque los contactos se han enfriado en las últimas semanas, más aun con la reciente paternidad de Isco, los bianconeri siguen tras la pista del andaluz.

Pero los deseos del jugador de quedarse en Madrid no son lo único que hace que la operación será harto complicada. Cristiano Ronaldo también tiene mucho que ver.

El portugués y el andaluz nunca se llevaron del todo bien cuando coincidieron en Chamartín y ninguno de los dos quiere verse las caras de nuevo en un vestuario y el de Madeira se lo ha dejado claro a sus superiores: a Isco ni en pintura.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad