Cristiano Ronaldo tiene al vestuario del Real Madrid atemorizado

stop

El delantero portugués exige ser el centro de atención del equipo en el tramo decisivo de la temporada

Cristiano Ronaldo celebra el segundo de sus tres goles contra el Wolfsburgo en el Bernabéu | EFE

20 de abril de 2016 (13:03 CET)

Cristiano Ronaldo ha vuelto. A lo grande. El delantero portugués vuelve a ser el líder del Real Madrid y el gran argumento del equipo de Zinedine Zidane para soñar con ganar la Liga y la Undécima, un botín que nadie esperaba hace apenas un mes. Con el futbolista enchufado, el madridismo se ilusiona, pero sus compañeros saben que ha regresado también la versión más egoísta de CR7.

La plantilla del Real Madrid sabe que le debe mucho a Cristiano Ronaldo. Él ha sido la estrella del equipo en los últimos años. Cuando ha jugado a su máximo nivel, el Madrid ha ganado títulos. Cuando se ha apagado, los problemas se han magnificado. Para lo bueno y para lo malo, CR7 es la gran referencia del conjunto blanco.

Premios individuales

Los jugadores del Real Madrid saben que dependen más que nunca de Cristiano en el tramo decisivo de la temporada. La lesión de Bale todavía concederá más protagonismo al delantero portugués. En el campo exigirá ser el gran referente y los futbolistas saben que deberán buscarlo por real decreto para que marque.

Cristiano Ronaldo aspira a todos los premios individuales: Pichichi, Bota de Oro y Balón de Oro. Marcar será su gran obsesión en los próximos partidos. Sus compañeros saben que pedirá siempre la pelota y que no es aconsejable que la estrella se enfade. Deben hacer todo lo posible para que marque siempre. Y cuantas más veces, mejor. Por eso, cuentan en Valdebebas, más de un jugador está atemorizado. CR7 impone mucho respeto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad