¡Cristiano Ronaldo terminó el Real Madrid-Sevilla hecho una furia!

stop

Los pupilos de Zidane se exhiben sin el delantero portugués y con James a la cabeza

La comparativa de un crack del Real Madrid con James Rodríguez | EFE

04 de enero de 2017 (23:35 CET)

El Real Madrid gana y convence. El cuadro blanco arrolló al Sevilla (3-0) en un partido sin concesiones, ante un Bernabéu completamente entregado.

Los hombres de Zinedine Zidane se comieron a los de Jorge Sampaoli en los octavos de final de la Copa del Rey. La clasificación a cuartos está más que encarrilada.

James Rodríguez, titular, fue el principal protagonista del choque. El colombiano fue el autor del primer gol del encuentro ('11) tras un excelso robo de balón de Casemiro y del tercero y definitivo tanto, de penalti ('44) al filo del descanso.

Entre medias, Rafa Varane anotó el segundo gol ('29) en una jugada de córner servido por Toni Kroos. En ausencia de Sergio Ramos, el alemán buscó certeramente la testa del francés.

Contraste de emociones

Fue una noche mágica, donde los teóricamente suplentes demostraron que están casi mejor que los titulares. Con Marco Asensio ovacionado –fue relevado por Isco– y Mariano dando descanso a Morata en los últimos minutos del choque.

Y Cristiano Ronaldo fue prácticamente el único que se perdió la fiesta. Fuentes próximas al luso aseguran que no sabía que cara poner.

Estaba contento por la victoria del equipo, puesto que el Madrid ya se ve en cuartos de final. Pero estaba disgustado por no haber participado.

La rabieta

El portugués no quiere perderse nunca ningún partido. Y si encima de no estar, resulta que sus compañeros se exhiben, la rabieta se multiplica por dos.

Esto ocurre en unos días en que cada vez se habla más del tiempo que durará CR7 en la élite. El portugués está bien, pero Zidane prefirió darle descanso para no forzar.

Lo bueno es que los blancos tienen plantilla de sobras para encarar a cualquier rival aún sin Cristiano. Pero al flamante Balón de Oro no le hace ni pizca de gracia ver que sus compañeros se apañan tan bien sin él. Esta victoria traerá cola.