Cristiano Ronaldo suelta un 'top secret' de Gareth Bale (y Florentino Pérez toma una decisión durísima)

stop

El luso señala la verdad más dura sobre el de Gales

Florentino Pérez pide a una estrella en la operación salida de Gareth Bale | EFE

18 de abril de 2017 (10:08 CET)

No está siendo la mejor temporada de Gareth Bale. El jugador se perderá el partido ante el Bayern de Múnich y de momento es duda para el clásico. El galés no termina de recuperar su mejor nivel desde la lesión que sufrió en los tendones peroneos del tobillo derecho a finales del 2016.

En el Real Madrid opinan que una de las causas de que Gareth no haya vuelto a ser el mismo es la decisión que tomó de operarse en Londres y recuperarse en Gales. Los responsables creen que, por el contrario, debería haberse rehabilitado en Madrid, con el equipo.  Así, se hubiera mantenido dentro de la dinámica del equipo.

Además, desde la cúpula lo han visto como una falta de confianza en los servicios médicos del club blanco. Ahora, en la T4 del Santiago Bernabéu se plantean qué hacer con el delantero.

El primer galáctico de la segunda etapa

Florentino Pérez contrató a Gareth Bale en el 2010 para que fuera su galáctico. El año anterior, el presidente del Real Madrid era Ramón Calderón había contratado a Cristiano Ronaldo. El portugués, por aquel entonces,  era la última revelación del fútbol europeo y estaba llamado a marcar una época.

Pero Calderón ya no es presidente del club en verano. Florentino Pérez gana las elecciones y se convierte en el máximo mandatario (por segunda vez). Cristiano llegó con el nuevo dirigente a las oficinas del club y es Florentino el que le acompaña en la presentación. Pero no gestionó él su fichaje. No es uno de sus galácticos.

Por eso un año después hace realidad su capricho. A cambio de 100 millones de euros, Gareth Bale firma con el club de Concha Espina después de unas duras negociaciones con el Tottenham llevadas a cabo por el mismo Florentino. Ya tiene a su galáctico.

El galés llegó con el objetivo de convertirse en el relevo generacional de Cristiano. Bale era el futuro crack encargado de cargarse el equipo a la espalda cuando las cosas vayan mal. El jugador que marque la diferencia en los partidos importantes.

Se desinfla el globo

Pero seis años y  medio después todo sigue igual. Y Cristiano Ronaldo avisa: un jugador con tantas lesiones en su historial no da la confianza suficiente para convertirse en el líder del equipo. El grupo necesita un crack con continuidad, que siempre esté ahí. Y el del expreso de Gales no es el caso.

Con todo, en la directiva se plantean el futuro del británico en el Real Madrid. Todo son dudas entre los mandatarios por culpa de las lesiones. 'Cris' tiene razón. La preocupación por las lesiones del extremo crece a pasos agigantados.

En la entidad de Concha Espina se han puesto una fecha límite. Las intenciones de los responsables pasan por vender a CR7 en la temporada 2018-19. Para entonces el Real necesitará un relevo de garantías. Si para entonces Bale no se ha librado de las lesiones y no ha dado el paso adelante definitivo, los dirigentes se plantearán su venta. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad