Cristiano Ronaldo se carga el fichaje de un galáctico de Florentino Pérez desde Ibiza

stop

El delantero portugués amenazó con irse del Real Madrid si el presidente cerraba una contratación muy sonada

Cristiano Ronaldo celebra un gol con el Real Madrid y su presidente, Florentino Pérez, en una rueda de prensa

04 de junio de 2016 (20:00 CET)

Cristiano Ronaldo es el jefe del vestuario madridista y Florentino Pérez sabe que no es un buen asunto pelearse con el delantero portugués. Tras asumir la renovación del futbolista más mediático hasta 2021, el presidente del Real Madrid vio frenado su deseo de fichar a Zlatan Ibrahimovic. CR7,desde Ibiza, expresó su más enérgico rechazo a la posibilidad de que el delantero sueco fichara por el equipo blanco.

El fichaje de Ibrahimovic entusiasmaba a Florentino Pérez por varios motivos. Es un jugador mediático, había jugado en el Barça y no debía pagar traspaso alguno. El sueco, además, podía ocupar la plaza que dejará Benzema, a quien el presidente del Real Madrid ha puesto en venta por sus problemas extradeportivos.

Ibrahimovic, recepitvo

Ibrahimovic, de 34 años, se había mostrado muy receptivo. El futbolista se marchó mal del Barça, cargando contra Guardiola y contra el excesivo poder de Leo Messi. En más de una ocasión había expresado que le encantaría jugar en el Real Madrid y dio luz verde a su fichaje por el Madrid. Zinedine Zidane, el técnico madridista, también estaba encantado con esta operación.

Cristiano, sin embargo, desactivó la contratación de Ibrahimovic, convencido como está de que ambos acabarían peleándose. Y para ello utilizó a Jorge Mendes. "Si viene Ibrahimovic, Cristiano se va", le comentó el representante portugués a Florentino.

CR7 no quiere que se cuestione su autoridad ni su liderazgo en la plantilla madridista. Sabe que el sueco tiene mucho carácter y que exige también un trato especial. Por eso, el portugués puso la cruz a Ibrahimovic. Y Florentino tragó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad