Cristiano Ronaldo pone precio a la tranquilidad del Real Madrid

stop

Florentino Pérez y Zinedine Zidane tienen un problema para confeccionar la plantilla del próximo curso

Cristiano y Florentino festejan los 350 goles del primero con el Real Madrid

29 de marzo de 2016 (21:50 CET)

Más problemas en el Real Madrid. Cristiano Ronaldo tiene la sartén cogida por el mango. El delantero portugués, que parecía defenestrado a principio de temporada por su titubeante arranque, gana enteros para seguir en el club blanco el próximo curso: su objetivo es renovar. Florentino Pérez empieza a tener un dilema por resolver.

Durante la primera vuelta se dispararon muchos comentarios en contra del crack de Madeira, autor de más de 350 goles con la elástica blanca. Algunos medios querían jubilarlo, lo veían como perjudicial para el futuro inmediato del Madrid por dos motivos: su elevada ficha (le cuesta al club 35 millones de euros brutos por curso) y su bajón de rendimiento fruto del irremediable paso del tiempo (el jugador cumplió 31 años el pasado 5 de febrero).

Sin embargo, Florentino se ha encontrado con demasiados inconvenientes desde entonces. Primero, que nadie en el Madrid asume galones y coge el relevo del portugués. Segundo, y más importante, que las principales estrellas del fútbol europeo no le hacen ni caso. Solamente utilizan al Madrid para obtener renovaciones doradas. Los ejemplos más recientes son Lewandowski, Aubameyang, Alaba y el propio Neymar.

Los cracks europeos le dicen 'no'

Cristiano, representado por Jorge Mendes –ese agente que tiene tanto poder que ha provocado las iras del presidente blanco en más de una ocasión–, termina contrato con el Madrid el 30 de junio de 2018. Su objetivo es renovar con el club blanco para seguir brillando en el Bernabéu mientras engrosa sus cuentas bancarias.

Florentino, cuyo criticable modelo deportivo contrasta con su brillante modelo de empresa, debería verlo muy claro para prolongar el blindaje de un jugador que va a la baja. Sin embargo, si no encuentra ningún futbolista en el mercado –más allá de Hazard y Pogba– capaz de ocupar ese vacío tendrá que plantearse seriamente la renovación del portugués.

CR7 marcharía libre en 2018

Si no lo hace, se arriesga a que el futbolista marche libre dentro de dos años. Vendiéndolo ahora, en cambio, Florentino aún podría sacar unos 80 millones de euros. El PSG es el club más interesado y falta por ver qué hace el Manchester United, cuyo próximo entrenador está llamado a ser Mourinho. Pero el técnico luso no tiene una excelente relación, precisamente, con el crack portugués.

Y entre todo este dilema del presidente blanco hay un punto que destaca por encima del resto: la sanción de la FIFA por los traspasos de menores. Si como ocurrió con el Barça fracasan los recursos del club blanco, el Madrid tendrá que estar dos temporadas con la misma plantilla. Es por ello que este verano debe dejar todos los cabos atados. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad