Cristiano Ronaldo pide a Florentino Pérez una jugada sucia del Real Madrid contra Leo Messi

stop

El crack portugués cierra un trato paralelo con Zidane

La desesperación de Cristiano Ronaldo contra el Barça | EFE

26 de abril de 2017 (22:35 CET)

Cristiano Ronaldo solo piensa en sí mismo. Tal es la obsesión del crack portugués por agrandar su palmarés individual –y su propio ego– que ha trazado un plan maquiavélico.

La víctima de la emboscada será Leo Messi, un futbolista que "marca la diferencia", según reconoce el propio entrenador del Real Madrid.

Los cómplices, cooperadores necesarios, para llevar a cabo el golpe son Zinedine Zidane y el presidente blanco, Florentino Pérez.

¿Qué es lo que quiere Cristiano? Levantar un nuevo Balón de Oro. El quinto. Galardón que serviría para igualar a Messi como jugador más premiado de la historia.

El astro argentino está fuera de la lucha. La prematura eliminación del Barça en Champions, y el escaso protagonismo de La Pulga en los duelos contra el PSG y la Juventus le dejan fuera.

Sin embargo, el astro argentino está dando un auténtico recital en la Liga. Tan grande que, si logra ganarla, podrá presentar algunos argumentos para tratar de decantar la balanza de su parte.

Esos argumentos son los siguientes: su partidazo en el clásico, con dos goles al Real Madrid (CR7, 0), la conquista del gol número 500 con la camiseta del Barça, el Pichichi y la Bota de Oro. Evidentemente, todo esto tendría que ir de la mano de la conquista de la Liga y la Copa.

¿Y qué más? Es imprescindible que el Madrid no gane la Champions. Si cae la Duodécima, no habrá discusión posible. Cristiano es favorito por sus cinco goles al Bayern de Múnich.

¿Pero y si el Madrid se queda sin Liga y sin Champions? En ese caso, Messi respiraría tranquilo por un motivo: Cristiano no ganaría. Y ya no sería tan importante ganar el sexto.

Las claves del plan de CR7

Tras todas estas reflexiones se esconde el gran plan de Cristiano Ronaldo junto a los ya citados cómplices. Con Zidane tiene un pacto: reservarse para la Champions.

El crack portugués no jugó contra el Deportivo. Ni siquiera viajó a La Coruña. Se quedó descansando. Su idea es estar a tope contra el Atlético de Madrid en las semifinales europeas.

La otra petición de Cristiano, dirigida a Florentino, pasa por tratar de utilizar sus influencias con los medios de comunicación: que no hagan campaña por Messi. Esta vez, no.

Muchos diarios, radios y televisiones con sede en Madrid dan bola al '10' azulgrana por su exhibición en el clásico. Porque realmente ha demostrado ser mejor que Cristiano.

El luso quiere que el Madrid se vuelque en su candidatura y apague las intentonas de los medios menos afines. Si frena la campaña contra Messi, podría levantarlo aún sin ganar la Champions, siempre y cuando los blancos se lleven la Liga.