Cristiano Ronaldo pasa la lista de fichajes (y bajas) a Florentino Pérez para seguir en el Real Madrid

stop

El delantero portugués y sus exigencias para continuar en el Santiago Bernabéu

25 de junio de 2018 (18:25 CET)

​Cristiano Ronaldo es muy consciente que su situación en el Real Madrid es delicada. Pese a ser uno de los jugadores destacados en la consecución de la decimotercera Champions League, la salida de Zinedine Zidane del banquillo lo ha puesto en el punto de mira.

Julen Lopetegui ya le ha hecho saber a Florentino Pérez que si el delantero se va tampoco sería un drama. Eso sí, el presidente es muy consciente que, por mucho que algunos ya quieran perderlo de vita, Cristiano sigue siendo uno de los mejores jugadores del planeta.

Además, todo lo que rodea a CR7 es sinónimo de dinero. Y a Florentino, al margen de  que le duela ver que el jugador tiene aires de divo y se mete en polémicas innecesarias, le encanta ver como las arcas blancas crecen con la venta de camisetas de Ronaldo.

Y el jugador lo sabe. De ahí que le haya pasado una lista al mandatario blanco con las altas y las bajas que le está pidiendo/exigiendo para seguir en el Bernabéu. Es su intención, pero si no le dan lo que pide, hará las maletas.

La portería, clave para Cristiano

Y la primera baja que reclama el portugués es la de Keylor Navas. No lo quiere fuera del Madrid, sino del once. El delantero sabe que el de Costa Rica es un buen portero que ha dado muchos untos y que siempre acaba respondiendo, pero también es consciente que se está haciendo mayor y que en muchas ocasiones no está a la altura.Keylor Navas a Florentino Pérez: “Tengo una oferta” (y hay sorpresa) | EFE

Lo que le está reclamando la estrella de Portugal a Pérez es que fiche a un portero top que compita de tú a tú con Keylor por afianzarse en la portería blanca y que, de paso, se cargue a un Kiko Casilla al que el luso no puede ni ver.

Quiere más cracks en defensa

En cuanto a la defensa, Cristiano quiere que Florentino se quite de encima a Vallejo, Achraf y Theo Hernández, tres jugadores que no han dado el rendimiento que se esperaba y que han hecho que la defensa sufriera en muchos partidos cuando los titulares no estaban.

Obviamente Marcelo, Sergio Ramos y Carvajal son intocables. En cuanto a Raphael Varane, si se va tampoco pasaría nada. Lo que sí que es más que necesario es que llegue un central de garantías y de rendimiento inmediato y un lateral potente.

Florentino Pérez amenaza a Cristiano Ronaldo y Benzema, apoyados por Marcelo en el Real Madrid | EFE

CR7 se carga la BBC

En cuanto al ataque, la postura de Ronaldo no puede ser más clara: la época de la BBC se ha acabado. El astro no quiere volver a ver a un Gareth Bale al que hacía tiempo ya que tenía cruzado y que, además, le robó todo el protagonismo en la final de Kíev.

Por lo que respecta a Karim Benzema, ‘Cris’ sabe que con Zidane fuera del banquillo no hay ninguna posibilidad de que el galo siga manteniendo la titularidad por decreto. De hecho, es algo que le va de maravilla.

Y es que una de las exigencias del portugués es que él y solo él debe ser el delantero centro del Madrid a partir del próximo año. De ahí que le haya dicho también a Pérez que se olvide de fichar a un ‘9’ puro. No quiere saber nada ni de Lewandowski, ni de Icardi ni de nadie que pueda competir con él en la punta.

Cristiano Ronaldo y Gareth Bale

Lo que sí está pidiendo son dos jugadores de banda que se encarguen de abrir espacios y crear jugadas para luego él rematarlas.

Isco Alarcón debe salir sí o sí

Sin embargo, si hay un nombre que le provoca urticaria al luso es el de Isco Alarcón. El delantero y el español hace tiempo que mantienen una guerra abierta en el vestuario. Una guerra que durante mucho tiempo ganó el portugués.

Zidane sucumbió a las exigencias de CR7 y acabó dejando de lado a Isco. Pero ahora las tornas han cambiado. Lopetegui ha llegado al Madrid y le ha dicho a Florentino que Alarcón será una de sus estrellas.

Y Ronaldo lo sabe. De ahí que quiera que el presidente se lo cargue. Hasta hace poco quien manejaba los hilos en el vestuario (con el ‘ok’ de Zizou) eran Ronaldo y sus amigos Benzema y Marcelo con Ramos como espectador. Ahora será muy diferente. Isco, Ramos y el resto de españoles serán los que lleven la batuta en Valdebebas.

Isco o la enganchada de la que todos hablan en el Portugal-España (y es con Cristiano Ronaldo) | EFE

Una limpieza general

En el fondo, y al margen de las citadas salidas, lo que está reclamando el portugués es que Pérez se cargue a los jugadores de perfil bajo que no ayudan a elevar la competencia interna.

Además, en cuanto a las altas, una cosa tiene muy clara: venga quien venga él y sólo él debe seguir siendo el rey del equipo. No aceptará ni una bajada de galones ni ser el segundón de nadie.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad