Cristiano Ronaldo ordena el linchamiento de Gareth Bale (la puñalada en el vestuario del Madrid)

stop

El clan del crack portugués pasa a la acción

Gareth Bale y Cristiano Ronaldo no pueden ni verse | EFE

08 de marzo de 2017 (19:16 CET)

Le crecen los enanos a Zinedine Zidane. El entrenador del Real Madrid ya no es intocable y en el vestuario se cuecen a fuego lento una serie de tensiones que están a punto de explotar.

Tras el encuentro frente al Nápoles, donde el cuadro blanco obtuvo la clasificación para los cuartos de final de la Champions League (3-1 en el Bernabéu y 1-3 en San Paolo), hay dos grandes damnificados por el mal juego que despliega el equipo.

El primero es el propio Zidane, al que muchos medios de comunicación ya empiezan a atizar. Especialmente tras su antipatía con Susana Guasch: "¿El juego? Hemos ganado y ya está".

Harto de las críticas, el francés ha mostrado su cara más desagradable. Pero no fue el único. Los otros señalados son los tres componentes de la BBC.

Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema. Este último dio la cara en zona mixta y reconoció estar cansado de que siempre les cuelguen el muerto a ellos tres. Se quejó airadamente.

Mientras tanto, Cristiano y Bale llevan a más su particular guerra fría. El delantero portugués ha puesto en marcha el plan para derrocar al futbolista galés.

La estrategia es sencilla, si cargan contra los tres de arriba, hay que señalar a un villano por encima de los otros dos. Tras la expulsión contra Las Palmas, Bale es blanco fácil para CR7.

El dardo envenenado de Casemiro

Por eso, los miembros del clan portugués-brasileño ya han pasado a la acción. Casemiro soltó unas declaraciones en zona mixta que seguro no gustaron al de Gales.

Preguntado sobre el pobre rendimiento de la BBC, el centrocampista brasileño sacó las uñas por sus compañeros. Pero dejó muy claro quién es santo de su devoción y quién no.

"La BBC no se discute. Uno es el mejor del mundo, otro tiene una calidad brutal y el otro... –se queda pensando– el otro es potente y veloz", asegura Casemiro.

Llama la atención como el brasileño se queda sin palabras cuando se tiene que referir a su compañero justo después de hablar maravillas de Cristiano y Benzema.

Este malestar que se cuece en el vestuario puede ser una grave losa para Zidane. Pese a superar el obstáculo de Nápoles, ahora vuelve la Liga con un máxima ineludible: prohibido fallar.

El Madrid recibe al Betis en el Bernabéu en un partido aparentemente fácil, donde no estará Bale, que cumple su segundo partido de sanción. ¿Responderá el cuadro blanco?