Cristiano suelta la bomba (o Florentino tiene un problema además de Modric) | EFE

Cristiano Ronaldo no se calla: “No lo quiero” (o lo que pasó al final del Bayern-Real Madrid)

stop

El luso dispara sin piedad a varios cracks

26 de abril de 2018 (10:07 CET)

A pedir de boca. Al Real Madrid le está saliendo una Champions League casi impecable. Al margen de la derrota contra la Juventus de Turín en la vuelta de los cuartos de final (1-3), los hombres de Zinedine Zidane se están mostrando intratables. Este miércoles fue el Bayern de Múnich el que sufrió a los blancos en el Allianz Arena, donde el Real ganó por tercera visita consecutiva (1-2).

El Madrid no desplegó un buen juego al inicio y empezó perdiendo con un gol de Joshua Kimmich en el minuto 27. Marcelo, por suerte para los visitantes, igualó el marcador en el último minuto de la primera parte con un zurdazo cruzado y raso que batió a Ulreich. Pero los merengues no terminaban de encontrarse cómodos sobre el terreno de juego.

Zidane revoluciona el Bayern-Madrid

Los cambios de Zidane en la media parte tuvieron su efecto en la segunda, el juego del Real mejoró en gran medida y así fue como llegó el tanto de Marco Asensio, que fue definitivo. Los alemanes lo intentaron hasta el último suspiro, pero el vigente campeón de Europa selló la tercera victoria a domicilio en la fase final de la presente Liga de Campeones.

El Madrid se llevó así una victoria de cara al partido de vuelta. Las sensaciones no pueden ser mejores en cuanto que el equipo de Zizou estará en la final de Kiev y se llevará la Decimotercera.

Pero el choque también dejó algunas notas negativas para el Madrid. Por ejemplo, en varios momentos del encuentro se notaron peligrosamente algunas de las carencias del Real.  

Isco, Keylor Navas y Varane, en el punto de mira

El cambio de Zidane al descanso es un detalle muy significativo para el momento que atraviesa Isco Alarcón. Al jugador se le vio lento y pasivo durante los primeros 45 minutos y sin aportar nada destacable. Prueba de ello fue que cuando entró Asensio en el segundo tiempo pareció que el Real jugaba con un hombre más. Como si en la primera parte hubieran estado con 10 sobre el césped.

Otro de los señalados fue Keylor Navas. El portero costarricense tuvo varias intervenciones salvadoras, pero falló de forma clamorosa en la jugada clave, la del gol del Bayern. El tico se lanzó a por el centro y se comió el disparo de Kimmich.

Keylor Navas Bayern

Raphaël Varane tampoco tuvo su mejor noche. Su actuación dejó claro que el Madrid necesita reforzar el centro de la defensa. Sobre todo en la primera parte, en la que el Bayern llegó como quiso al área rival.

El francés mostró un nivel bastante bajo, en la línea de muchos de los partidos que ha disputado esta temporada, y quedó claro que Sergio Ramos necesita un compañero de viaje mucho más solvente que el francés.

Cristiano Ronaldo veta a un galáctico

El otro jugador que también destacó de forma negativa estuvo en el otro bando, pero es uno de los que Florentino Pérez tiene marcado en su agenda para que sea uno de los galácticos de la próxima temporada. Este es Robert Lewandowski, que firmó una actuación muy mediocre.

El delantero polaco no estuvo para nada acertado de cara a puerta y tampoco aportó nada positivo al ataque germano. No demostró estar a la altura para formar en un once titular del Real Madrid.

Así lo señaló Cristiano Ronaldo. “No lo quiero”, apuntó sobre un futbolista que no dio la talla, en el viaje de vuelta a Madrid. El delantero luso opina que no es el delantero que necesita el Madrid y menos por los más de 100 millones de euros que le costaría al Real su fichaje.

Robert KLewandowski

Marco Asensio gana enteros

Además, CR7 quiere ser el próximo ‘9’ del equipo y, en todo caso, fue Asensio el que salió reforzado para formar en la delantera junto al portugués la temporada que viene. En este sentido, Cristiano prefiere que sea Asensio el que forme junto a él en el ataque que no un jugador que solo sepa jugar de delantero centro. Marco jugará para el Balón de Oro/The Best, un ariete no.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad