Cristiano Ronaldo no lo quiere (y negocia con el Barça de Messi)

stop

El jugador franquicia del Real Madrid desestima el fichaje de un crack

17 de marzo de 2018 (17:56 CET)

No se ponen de acuerdo. Todos los cracks que Florentino Pérez quiere llevar al Real Madrid se encuentran con la censura de Cristiano Ronaldo.

El futbolista portugués, aunque obviamente no toma este tipo de decisiones, influye de manera decisiva en los fichajes del Real Madrid. Su opinión siempre se tiene en cuenta.

Y aunque se ha demostrado que muchas veces no se le hace caso –como ocurrió el pasado verano–, Cristiano sigue teniendo un poder de influencia importante en Florentino.

Si bien el presidente es quien toma siempre las decisiones, debe tratar de contentar a sus grandes estrellas. Y, este año, Ronaldo ya ha manifestado varias veces su disconformidad.

Ese es el motivo por el cual Florentino Pérez quiere tener más en cuenta las opiniones del portugués de cara al próximo curso. Especialmente porque lo más probable es que Zinedine Zidane no siga al frente del equipo.

Interesados en Paul Pogba

Uno de los jugadores que Cristiano ya vetó en el pasado vuelve a estar en la agenda del presidente. Cuenta con el aval de Zidane, pero no del crack luso.

Hablamos de Paul Pogba, el medio centro francés que fue suplente en el decisivo duelo de la Champions entre el Manchester United y el Sevilla.

Los de José Mourinho cayeron derrotados en Old Trafford con su hombre más caro sentado en el banquillo. Todo un drama.

Mientras en Manchester se discute sobre la necesidad de cortar el cuello, o no, a Mourinho, el centrocampista galo piensa en hacer las maletas.

Pogba se ofreció al Madrid a través de su polémico agente, Mino Raiola, pero todavía no hay respuesta. Florentino cree que sería un jugador muy útil, especialmente ahora que toca ir buscando el relevo de Luka Modric en la media.

Messi ve con buenos ojos a Pogba

Sin embargo, la contundente negativa que ha manifestado Ronaldo a la posibilidad de meter otro gallo en el gallinero tira hacia atrás. Los hábitos de vida de Pogba no convencen.

Sin embargo, Raiola no se ha limitado solo al Madrid. También se ha ofrecido al Barça y las negociaciones están en marcha.

Leo Messi no lo ve con tan malos ojos como Cristiano por dos motivos. El primero es que cuenta con varios chavales franceses en el equipo, con lo que su integración será buena.

El segundo es que el Barça necesita un centrocampista más completo. Con la probable salida de Andrés Iniesta, hará falta otro jugador de nivel más allá de Coutinho (25 años).

Peligra Griezmann

Además, también está sobre la mesa la marcha de André Gomes (24 años), jugador con quien Pogba (25 años) tiene varias similitudes en cuanto a condiciones físicas y técnicas.

Por último, Pogba es un jugador que también podría hacer de Busquets en un momento dado. Y es que a día de hoy, Rakitic es el único que suple al de Badía cuando no está. Y lo hace como puede.

El problema es económico. El Barça planea gastar 100 millones en Antoine Griezmann el próximo verano. Y Pogba costaría lo mismo. Demasiado dinero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad