Cristiano Ronaldo mete miedo en el vestuario del Real Madrid con su última obsesión

stop

Máxima preocupación en el Bernabéu por el último desafío del crack portugués

Cristiano Ronaldo se lamenta de una ocasión perdida ante el Villarreal / EFE

15 de octubre de 2016 (09:59 CET)

Cristiano Ronaldo todavía no ha despegado. El delantero portugués ha comenzado la temporada con los peores registros desde que fichó por el Real Madrid. En la Liga sólo ha marcado dos goles, tres menos que Luis Suárez y cuatro menos que Antoine Griezmann. Incluso Bale ha marcado un tanto más que él. Preocupado y, sobre todo, enrabietado, CR7 pide la máxima colaboración a sus compañeros para acabar el curso con el Pichichi y la Bota de Oro.

La plantilla del Real Madrid ya sabe que Cristiano Ronaldo se ha puesto las pilas. Sabe también que el astro portugués rescatará su perfil más egoísta. Su gran obsesión será marcar como sea. Y cuantos más goles, mejor.

Cristiano Ronaldo es un deportista tan polémico como transparente. Nunca ha ocultado su obsesión por ser el mejor al precio que sea. Antepone los intereses individuales a los colectivos, y quiere que el equipo juegue para él. Para su lucimiento. Por eso, tiene tan buena sintonía con Karim Benzema, un delantero centro que asume su papel de aliado de CR7.

El Madrid, que encadena cuatro empates (tres en la Liga y uno en la Champions), necesita la mejor versión de Cristiano Ronaldo. La más desequilibrante. En el vestuario, sin embargo, muchos temen que CR7 hará la guerra por su cuenta. Su única obsesión es el gol.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad