Cristiano Ronaldo mete la bronca a Zidane en el Alavés-Real Madrid

stop

El portugués anota su primer hat-trick de la temporada liguera

Cristiano Ronaldo rompe su sequía frente al Alavés | EFE

29 de octubre de 2016 (18:24 CET)

Se reivindica. Cristiano Ronaldo ha conseguido, por fin, romper la mala racha goleadora que le perseguía. El portugués volvió de las vacaciones estivales lesionado, por lo que el curso no empezó con bien pie. El crack luso ha contado con la confianza de Zinedine Zidane durante estas semanas, pero sin embargo, solo consiguió anotar cuatro goles. La magia y el desequilibrio que ofrece sobre el terreno de juego brillaba por su ausencia, por lo que la situación cada día se convertía en más preocupante. Finalmente, este sábado, Cristiano ha conseguido romper con la sombra de la duda; ha marcado un ansiado hat-trick.

El Real Madrid ha conseguido remontar e imponerse a un incómodo Alavés por 1-4. Con el marcador en contra ya en el minuto siete de la primera parte, Ronaldo se ha echado el equipo a las espaldas y ha tirado del carro. Y es que por fin se ha podido ver al luso desequilibrante al que el madridismo está acostumbrado. Las charlas en la previa del partido han dado su fruto y sus aliados se han volcado con él. Marcelo ha conseguido quitarle el ansia y el nerviosismo, ayudándole en todo momento.

La autoridad de Cristiano vuelve a su máximo esplendor

Sin embargo, no todo le ha parecido coser y cantar a Cristiano. El luso ha tenido su momento de máxima tensión durante varios minutos de la primera parte. El crack portugués, con la confianza exacerbada habitual, se ha dirigido a Zidane para darle 'consejos'. Como si de un entrenador se tratase, el delantero de Madeira se ha quejado al técnico galo de que los balones no llegaban a las líneas delanteras.

En opinión de Cristiano, los balones no llegaban arriba, por lo que consideraba que el equipo no estaba jugando como debía. El luso le ha pedido explicaciones a Zizou, recriminándole que el conjunto estaba contando con la posesión del balón pero no había profundidad en sus jugadas; no le llegaban balones.

Tal como han podido captar las cámaras de Movistar Plus, el descontentamiento de Ronaldo era tal, que no ha dudado de acercarse a la banda para pedirle una marcha más al entrenador blanco. El delantero merengue le pedía a Zizou que diera órdenes a los jugadores. Cristiano ha vuelto y lo ha hecho por la puerta grande; marcando y ordenando. Vuelve a hacer y a deshacer a su libre albedrío.