Cristiano Ronaldo mete a Messi en su contrato con el Real Madrid 

stop

Las exigencias que el portugués se ha metido en el bolsillo 

Cristiano Ronaldo, renueva con el Real Madrid | EFE

08 de noviembre de 2016 (17:03 CET)

Sus deseos son órdenes. Tras varios meses mareando la perdiz, finalmente el Real Madrid y Cristiano Ronaldo oficializaron la mejora del contrato del portugués. El plan renove dio mucho de sí en los despachos de Florentino Pérez, aunque la visita más esperada iba a ser la del crack luso. Tan es así que el pasado lunes, las puertas se abrieron para que el atacante de Madeira celebrase su ampliación y mejora como estrella merengue. Cristiano se convirtió en el jugador vitalicio del club madridista, ya que firmó un contrato que lo liga a la entidad madrileña hasta 2021; el portugués tendrá 36 años.

En este sentido, finalmente la fiesta se celebró en paz; ambas partes consiguieron lo que deseaban. Y es que las negociaciones dieron coletazos hasta el último día, ya que Jorge Mendes tensó la cuerda a más no poder. Tan es así que la principal traba que alargó las negociaciones hasta el pasado 7 de noviembre fue económica. El representante de Ronaldo se encargó de velar para que la condición principal que pedía el jugador llegase a cumplirse.

El deseo de Cristiano

Tal como apunta Sport, el luso habría exigido cobrar medio millón de euros más que Leo Messi. La fijación no cesa entre los dos astros mundiales, por lo que Cristiano exigió seguir siendo el mejor pagado. El portugués sabe que su principal rival es el argentino y no quiere estar por detrás de él en ningún sentido. Ante esta situación, según desvela The Sun, el portugués habría conseguido que el club le diera 25 millones de euros netos por temporada.

Cristiano se ha salido con la suya, aunque ante la inminente renovación de Messi con el FC Barcelona, faltará por ver si el merengue sigue estando en el top de la escala salarial. El dulce sueño del portugués se podría truncar rápidamente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad