Cristiano Ronaldo manda un 'recadito' a Messi en el 'backstage' del premio 'The Best'

stop

El delantero del Real Madrid se queja del Barça y amenaza al crack argentino

Georgina Rodríguez arrasa con su primer bikini del verano (y la cara de Cristiano Ronaldo)

09 de enero de 2017 (20:03 CET)

Cristiano Ronaldo recibió el primer premio The Best de la historia del fútbol. Promocionado por la FIFA, este galardón premia al mejor futbolista del año en base a las votaciones de los entrenadores y capitanes de las selecciones internacionales.

The Best coge el testigo de lo que era el FIFA World Player, que en los últimos años estuvo fusionado con el FIFA Balón de Oro y, desde este año, vuelven a caminar por separado.

Cristiano fue el protagonista de la gran gala –el Balón de Oro no hizo ninguna ceremonia–, que contó con las sonadas ausencias del FC Barcelona. Solamente directivos y ejecutivos del club –Josep María Bartomeu, Jordi Mestre, Silvio Elías, Albert Soler y Raül Sanllehí– asistieron.

Ni Leo Messi, ni Luis Suárez, ni Gerard Piqué, ni Andrés Iniesta acudieron a la ceremonia como miembros del once del año, formado casi al completo por jugadores del Madrid y el Barça: Neuer (Bayern), Piqué, Ramos, Alves (ahora en la Juve), Marcelo, Modric, Kroos, Iniesta, Messi, Suárez y Ronaldo. Antoine Griezmann, Grateh Bale, Neymar, Busquets y Pepe quedaron fuera.

Mensaje especial a 'Gio'

Entre los premiados destacó el merecido reconocimiento a Claudio Ranieri, que la temporada pasada ganó la Premier League con el modesto Leicester.

Sin embargo, la gran atracción era Cristiano Ronaldo. Aunque los medios echaron en falta la presencia de Messi, para alimentar la rivalidad entre los dos grandes colosos de la última década: el argentino acumula cinco Balones de Oro, por cuatro del crack portugués.

Gianni Infantino, nuevo presidente de la FIFA, fue el encargado de entregar el galardón al astro portugués. Durante su discurso, CR7 se acordó de sus compañeros, de su entrenador, de su familia y de una persona muy especial: Georgina Rodríguez. Gio, como llama el delantero a su nueva novia, le acompañó a la gala junto a su hijo y demás familiares. Puro marketing.

Más allá de la gala, dio mucho de sí el backstage. Entre bambalinas no faltó la ya habitual rivalidad entre Dani Alves y Cristiano, que protagonizaron grandes duelos en los Barça-Madrid del pasado.

A por Leo Messi

Además, Cristiano no eludió la posibilidad de mandar un mensaje al propio Messi: "Cada vez lo vamos a tener más difícil... Esta temporada será clave, que se prepare". A Cristiano le sentó especialmente mal que no acudiesen los jugadores del Barça a la gala, cosa que también mencionó de forma sibilina en su discurso.

El astro de Madeira vino a decir que este año todavía están a tiempo de volverse a proclamar como los mejores del mundo. Ello dependerá, en buena medida, de lo que hagan sus respectivos equipos. Cristiano confía ciegamente en la dinámica ganadora que lleva en volandas al Madrid.

El Barça de Messi, en cambio, ha empezado el año con la pólvora mojada –dos goles en dos partidos– y con la defensa empanada, con tres tantos encajados. Ninguna victoria.

Cristiano se siente muy confiado: cree que este año el Madrid puede ganar el triplete y, si ello ocurre, empatará a Messi con cinco Balones de Oro. La batalla está servida.