Cristiano Ronaldo llegó a las manos en Girona| EFE

Cristiano Ronaldo llegó a las manos en Girona (¡Ojo al lío!)

stop

El golpe intencionado del crack portugués a un rival que nadie vio

30 de octubre de 2017 (21:48 CET)

Cristiano Ronaldo se volvió a pasar de castaño oscuro. No es la primera vez. Ni siquiera esta temporada. La frustración que lleva encima por no poder marcar le hace llegar a las manos.

Llega un momento en el que el delantero del Real Madrid se olvida del fair play. Se endiosa. Cree que nadie tiene derecho a meterse en su camino. Si alguien molesta, golpe al canto.

Contra el Girona sucedió un episodio lamentable. Cristiano golpeó sin miramientos a un contrincante, el centrocampista Pere Pons.

El futbolista catalán tenía encargado el marcaje del portugués en la defensa de un lanzamiento de corner. Se le pegó como una lapa y Cristiano se lo quitó de encima con un golpe en la cabeza.

Fue otra mala imagen que dejó la estrella del Real Madrid. Un jugador negado de cara al gol en Liga, que impone el individualismo ante sus compañeros y se ceba con el rival.

Pero ni con esas, Ronaldo pudo evitar la victoria del Girona. Una gesta épica en Montilivi que reivindicó el ex alcalde de la ciudad y actual presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont.