Cristiano Ronaldo impone un jugador a Florentino Pérez (y a Zidane)

stop

La patata calienta en el Real Madrid salvada por el portugués

Cristiano Ronaldo vacila a Gareth Bale en un entrenamiento de la Champions | EFE

31 de diciembre de 2016 (11:55 CET)

Ni con agua ardiente. Con el mercado de fichajes invernal en pleno auge, el Real Madrid se limita a vigilar a sus perlas más preciadas.

El club merengue es un actor pasivo en esta campaña, aunque ya le echa el ojo a sus deseados de cara al próximo verano.

Tras conocer la decisión final del TAS, Florentino Pérez le ha prometido a Zinedine Zidane que el próximo agosto fichará a cuatro refuerzos de primer nivel. El presidente blanco quiere rejuvenecer el equipo a medio plazo, por lo que atará a un refuerzo para cada línea.

La preferencia: un lateral izquierdo

Estas nuevas llegadas en la agenda madridista sitúan a la palestra a hombres de la caseta merengue. Y es que una de las prioridades de la secretaría técnica del Madrid es hacerse con un lateral izquierdo.

A día de hoy, Marcelo es el hombre fuerte de Zizou que cubre esta demarcación. De hecho, no hay intención de ponerle en la puerta de salida. Aun así, el brasileño está a un paso de cumplir los 29 años, por lo que el desgaste ya pesa.

El compatriota de Neymar juega todos los partidos trascendentes, es un inamovible del técnico galo. Por ello, necesitan un sustituto de primer nivel para Marcelo.

Zidane necesita dosificar al jugador de Rio de Janeiro. Además, deben tener un as en la manga por si las lesiones hacen estragos.

Coentrao, el gran señalado

Actualmente, el relevo natural que el cuadro blanco tiene en la recámara es Fábio Coentrao. Sin embargo, el portugués no está, ni de lejos, en el nivel deseado.

En las oportunidades que Zizou le ha brindado, el luso no ha convencido. De hecho, el mayor chasco llegó con la pifia cometida en el encuentro de Champions League frente al Sporting.

Aun así, el padrino de Coentrao dentro del equipo frena su papel marginal. Cristiano Ronaldo es el gran amiguísimo y confidente de Fábio.

Por ello, el dueño y señor del vestuario madridista ya ha puesto la continuidad del carrilero sobre la mesa. Lo quiere en el Santiago Bernabéu sí o sí.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad