Cristiano Ronaldo | EFE

Cristiano Ronaldo hunde a Florentino Pérez con un top secret de un fichaje galáctico para el Real Madrid

stop

El delantero de la Juventus de Turín se va de la lengua

07 de marzo de 2019 (16:52 CET)

​Cristiano Ronaldo está siguiendo atentamente la actualidad del Real Madrid. El luso, feliz por el desastre de su ex equipo en la primera temporada sin él, sabe de buena mano que Florentino Pérez tiene en mente un fichaje galáctico.

Un fichaje para el banquillo: Zinedine Zidane. No es ningún secreto que el presidente está en busca de un nuevo técnico top que reconduzca la situación. Y quiere a Zidane, un tipo querido por la afición y por el entorno, para que sea el galo quien lo haga.

El top secret que hunde a Florentino Pérez

Algo que no parece que va a suceder. Y Ronaldo lo sabe. Por sus motivos. Por un lado, porque cuentan desde el entorno del entrenador galo que es la Juventus el proyecto que más le ilusiona para volver a entrenar.

Florentino Pérez y Zinedine Zidane  | EFE

Cristiano, que tiene a Zizou en un pedestal, estaría encantado de ver al técnico francés en la Vechia Signora. Sin embargo, al margen de su voluntad para recalar en Turín, lo cierto es que Ronaldo sabe también que la única posibilidad que existe para que Zizou vuelva al Bernabéu pasa por que Florentino haga las maletas.

No es ningún secreto que una de las razones por las que el ex técnico del Madrid fue el poder de Florentino en el club. A Zidane, que sí que respeta a Florentino como presidente, nunca le gustó el excesivo control de la planificación de la plantilla que tenía entonces Pérez.

Un control que sigue existiendo y que nada hace pensar que vaya dejar de existir. Y eso, al margen de tener que hacer una limpieza en el vestuario que será dolorosa para muchos, es un motivo más que evidente para frenar cualquier posibilidad de regreso.

Cristiano lo sabe. Sabe también que va a ser muy difícil que Zizou vuelva a ponerse al mando mientras Florentino esté al mando. Veremos quién acaba haciéndose a cargo de un banquillo que, a día de hoy, no es precisamente un regalo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad