Cristiano Ronaldo humilla a Messi con un feo en el Real Madrid que corre como la pólvora en el Barça

stop

CR7 da un golpe sobre la mesa

Zidane premia a Cristiano Ronaldo (pero CR7 pide más a Florentino Pérez) | EFE

03 de mayo de 2017 (17:28 CET)

Un gran paso hacia adelante. El pasado martes por la noche, el Real Madrid dio un golpe sobre la mesa ante el Atlético de Madrid.

En la ida de las semifinales de la Champions, el equipo de Zinedine Zidane no falló. Es más, superó con nota el primer asalto, venciendo a los colchoneros sin miramientos. Los blancos controlaron el duelo de principio a fin y  demostraron que han llegado a la recta final del curso en un estado muy notable.

Tanto es así que prácticamente todos los jugadores estuvieron más que acertados –excepto Karim Benzema- y mostraron una buena versión del conjunto merengue.

Sin embargo, en medio de todo el revuelo, una noticia destacó por encima del resto: la bestia volvió a despertar. Cristiano Ronaldo demostró que el crack sigue estando muy vivo. El astro de Madeira tiró del carro y se marcó un hat-trick que acerca a los blancos a la Duodécima.

CR7 volvió a ser decisivo brillando con luz propia. Nada de penaltis ni goles de chiripa. El portugués fue el líder del equipo y firmó una goleada trascendental. El Madrid tiene pie y medio en la final. La remontada de los colchoneros será complicada.

El broche de oro

Esta buena actuación de Cris llegó acompañada de un hito marcado en rojo: el luso marcó su gol 400 con la camiseta blanca.

Como era de esperar, el atacante lo celebró por todo lo alto. Y es que el festejo ha corrido como la pólvora entre los madridistas, aunque también entre los azulgranas.

Cristiano se acordó de todos sus compañeros, aunque también tuvo tiempo de pensar en el eterno rival. El mano a mano entre Madrid y Barça y, en especial, entre Cris y Leo Messi es evidente.

Por ello, la celebración de CR7 en el Bernabéu ha escocido a parte de los culés. Por su parte, Ronaldo se acordó del equipo rival y del argentino.

Se la devuelve

Según aseguran voces allegadas al vestuario barcelonista, la opinión del crack luso es clara: el Barça celebra partidos como títulos, mientras que el Madrid gana duelos que le sirven para levantar títulos.

El festejo de Messi en el Clásico cayó como un jarro de agua fría, por lo que Cris no ha dudado en dejar en papel mojado la celebración de Leo.

El Barça ganó tres puntos ante los merengues, en cambio, el luso se marcó un partidazo que acerca a los merengues a la final de la Champions. Esa es la diferencia.

 

⚽️

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el3 de May de 2017 a la(s) 2:29 PDT