Cristiano Ronaldo fulmina a un jugador del Real Madrid en una reunión con Zidane

stop

El delantero portugués pone las cartas sobre la mesa

Cristiano Ronaldo se lamenta tras un gol fallado | EFE

02 de enero de 2017 (20:31 CET)

Las cartas sobre la mesa. Cristiano Ronaldo empieza el año mandando. El delantero portugués pone en peligro la continuidad de un compañero suyo.

El crack del Real Madrid ha transmitido un mensaje al club que le afecta de forma personal: cada vez se siente más cómodo jugando por el centro.

El luso, que no tiene un pelo de tonto, sabe que ya no tiene la velocidad que le caracterizó en el pasado, pero mantiene la voracidad goleadora.

En una conversación con Zinedine Zidane, Cristiano ha expresado su voluntad de jugar más cerca del área por el bien del equipo (y por el suyo propio).

También Florentino Pérez está al corriente de las pretensiones de Cristiano, un jugador al que el club seguirá contentando mientras sigan llegando los resultados.

En el punto de mira

Lo que no sabe Cristiano, aunque lo intuye, es que en cuanto baje el ritmo será ejecutado sin piedad. De la mejor manera posible. Con honores y reconocimientos. Pero liquidado.

De momento, ese escenario está lejano. Pero el luso, siempre bien asesorado, no descarta que le den la puñalada en cuanto se descuide. El fútbol vive del presente.

Es por ello que, consciente del valor que tienen los resultados, CR7 entiende que debe jugar más adelantado, para asegurar goles aunque no brille como antes.

Y esta petición, como no puede ser de otra manera, podría tener daños colaterales hacia alguno de sus compañeros.

En concreto, el señalado por esta circunstancia es Karim Benzema. Un jugador con el que Cristiano siempre se ha entendido.

Ilusiones de niño

Sin embargo, llegada la hora de la verdad, Cristiano lo tiene claro: antes que arriesgarse a ser fulminado, es capaz de vender el pellejo de uno de sus mejores amigos.

La probable marcha de Pepe ha hecho reflexionar al delantero, que se da cuenta de que tarde o temprano le llegará la hora. Y de que jugar en el Madrid hasta los 40 es una ilusión más propia de su hijo, Cristiano Júnior.

La presencia de Álvaro Morata también en el Madrid complica la presencia de Benzema, que este año todavía no ha despertado.

Si sigue así, lo más probable es que el próximo verano llegue el final de sus días en el Madrid. Zidane siempre lo defiende, pero se le acaban los argumentos.

Fichaje galáctico

El Madrid necesita renovar la delantera y, con Cristiano por el medio, la opción de fichar a un extremo letal gana enteros. Suenan Dybala y Dembelé.

El otro jugador que tiene entre ceja y ceja Florentino es Pierre-Emerick Aubameyang, un delantero total.

Rápido y con mucha movilidad, el francés de origen gabonés puede desenvolverse por las tres posiciones del frente de ataque. Sería ideal para combinarse con Ronaldo.