Cristiano Ronaldo estalla en el Bayern-Real Madrid: recadito a Zidane, a Florentino Pérez y un mensaje fuera de cámara a Messi (y al Barça)

stop

El portugués decide en el Allianz Arena

Cristiano Ronaldo decide ante el Bayern de Múnich | EFE

12 de abril de 2017 (23:05 CET)

Decisivo. Cristiano Ronaldo recuperó su mejor versión en momento más oportuno. El portugués volvió a ser el líder que tantas veces maravilló al madridismo.

No empezaron bien las cosas para el equipo de Zinedine Zidane ante el Bayern de Múnich. El gol de Arturo Vidal en el minuto 26 llegó cuando mejor estaba jugando el equipo blanco. Fue un mazazo.

Peor pintaban las cosas cuando antes del descanso el árbitro señalaba el punto de penalti al considerar que Carvajal despejó con el brazo un disparo de Ribery. Pero la justicia divina intervino y el chileno envió el balón a las nubes.

El fallo espoleó a los blancos, que salieron en la segunda parte a morder. Y entonces apareció un Cristiano Ronaldo, al que no se le había visto en el primer tiempo, pero que en el segundo brilló como en sus mejores días.

El luso empató el partido a los dos minutos del reinicio. Y no se conformó. Ya con el Bayern con un hombre menos –el mismo 'Cris' provocó la expulsión de Javi Martínez por doble amarilla en el 61'- anotó el segundo, sentenció el partido y casi la eliminatoria.

Tapa bocas

Pocos creían ya en el Balón de Oro/The Best. Hasta el mismísimo Zidane, que siempre demostró confianza en el '7' blanco, llegó a creerse todo lo que le decían desde el entorno.

Que si está flojo, que si debe quedarse en el banquillo, que si lo mejor de Cristiano Ronaldo ya se vio, que si no podía ser el líder del Real Madrid… Nada más lejos de la realidad.

Incluso Florentino Pérez, al que le habían recomendado que lo vendiera porque no sería capaz nunca más de tirar del equipo, creyó que el delantero portugués ya no era un jugador para el Madrid.

El presidente hasta puso fecha de caducidad a su jugador franquicia, mientras nombres como Mbappé, Dybala o Aubameyang no han dejado de sonar en la T4 del Santiago Bernabéu para rejuvenecer el equipo.

Pero en el partido de hoy en el Allianz Arena, Ronaldo marcó la diferencia y tapó bocas. Dentro y fuera del vestuario. Cristiano es el líder único capaz de cerrar una eliminatoria contra el Bayern y dejar al Madrid en bandeja la duodécima. Su ciclo no ha terminado y tiene cuerda para rato.

Recuerdos para Messi

Además, dejó en evidencia a todos los que dijeron que el momento de Gareth Bale había llegado. Mientras CR7 cogía las riendas del equipo, el galés tuvo que abandonar el terreno de juego con molestias en una que no ha sido, ni de lejos, su mejor temporada en el Santiago Bernabéu.

El de Madeira demostró que llega al tramo decisivo del curso en su mejor momento y la realidad resuena en el Camp Nou.

La cara de 'Cris' fuera de cámara en el Allianz Arena lo dice todo: es ahora cuando se deciden los títulos y la Champions League decantará el próximo Balón de Oro/The Best. Más en un año en el que no hay competiciones internacionales.

La preocupación de Leo Messi y Neymar da Silva, sus máximos rivales, crece por momentos. La Juventus de Turín le mete tres al Barcelona, mientras CR7 decide partidos y eliminatorias. Ronaldo está de vuelta en el Real Madrid. Y Messi busca al Barça. 

Un panorma terrible para los azulgrana que en poco y menos deben asomar el cogote en un Clásico en el Bernabéu a vida o muerte. Cristiano afila el cuchillo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad