"Cristiano Ronaldo es un problema". El clan en el vestuario que pide la cabeza del crack del Real Madrid

stop

La guerra de bandos en el club blanco se pone al rojo vivo antes de la Champions 

Cristiano Ronaldo saca la ira | EFE

06 de marzo de 2017 (19:20 CET)

Tensión en el vestuario del Real Madrid. La presión del FC Barcelona está surtiendo efecto. Los futbolistas blancos están enfrentados desde que perdieron el liderato de la Liga, aunque siguen dependiendo de sí mismos y tienen un partido menos.

El equipo de Zinedine Zidane se impuso este sábado al Eibar en Ipurúa (1-4) en un partido donde recuperaron las mejores sensaciones. Curiosamente, no estaba Cristiano Ronaldo sobre el césped. El luso regresará con la vuelta de los octavos de final de la Champions League, este martes frente al Nápoles

La división en la plantilla blanca es un hecho. El clan español carga contra el delantero portugués: "Cristiano Ronaldo es un problema". Cada vez están más alejados.

El crack portugués marcó los dos goles del empate contra Las Palmas, pero sigue sin transmitir las sensaciones que se esperan de él. "Ya no se va de nadie", aseguran algunos en Valdebebas

En la línea de su compañero Karim Benzema, otro de los señalados por el clan español, aunque contra el Eibar destapó su mejor versión con dos goles decisivos: los que abrieron la lata. 

Isco AlarcónÁlvaro Morata, por su parte, regresaron al banquillo. Mientras el centrocampista malagueño dispuso de 15 minutos, el delantero madrileño ni siquiera fue convocado por Zidane. Morata está muy quemado.

Guerra de clanes

Otro miembro del clan español es Lucas Vázquez, que esta vez sí que partió de inicio y se combinó con un participativo, y goleador, James Rodríguez

El que también contó con minutos, y los aprovechó marcando el último gol ('93), fue Marco Asensio, otro jugador que no suele contar en los esquemas del téncico. Sin embargo, todo el mundo se da cuenta de que el Madrid sin Cristiano juega mejor. 

Los cuatro españoles están cada vez más hartos de las jerarquías en el Madrid porque entienden que ni Cristiano ni Benzema están bien. Sergio Ramos es el único que, como capitán, hace de enlace entre los dos bandos.

Y el tercer clan, que lo componen los amigos de Gareth Bale –Kroos, Modric y Kovacic, especialmente–, es cada vez más afín a los españoles. Los dos nórdicos y los dos croatas tampoco tragan a CR7.

El luso está cada vez más señalado. Especialmente depsués de una reciente charla de equipo en la que se mandó el siguiente mensaje: "Aquí el único que no tiene que correr es Cristiano, que marca 60 goles".