Gerard Piqué, Luis Suárez y Leo Messi | EFE

Cristiano Ronaldo acusa. Y hasta Messi y Piqué lo saben: “Es la manzana podrida del Real Madrid”

stop

El culpable en la sombra de la humillación del Barça al equipo blanco

28 de febrero de 2019 (11:55 CET)

Decepción total. El Real Madrid sufrió un durísimo revés en el Clásico de este miércoles, correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey.

La primera parte fue del conjunto de Santiago Solari. Vinícius tuvo un par de ocasiones claras que podrían haber decantado la balanza hacia el otro costado. Y los cinco primeros minutos de la segunda se vio a un Madrid incisivo, con ganas de mostrar su mejor versión, dar una alegría al madridismo y motivos para generar confianza.

Luis Suárez hunde al Real Madrid

Pero todo se acabó en el minuto 50 con el gol de Luis Suárez. Ahí los blancos bajaron los brazos.  Como si la frustración de ver que dominaban el partido pero que iban perdiendo les hubiera vencido. De repente se sintieron inferiores y se dejaron ir. Y al final, 0-3 y apeados de la Copa.

Luis Suarez clasico copa

Fueron muchos los damnificados entre los jugadores del Madrid. Karim Benzema ni apareció; Toni Kroos y Luka Modric estuvieron lejos de la a la altura del choque; Raphaël Varane fue un lastre en la defensa; y Keylor Navas no paró ni una.

Tampoco Solari estuvo a la altura. El míster no supo intervenir en el partido más que con cambios obvios de jugador por jugador. Es decir, en lugar de cambiar el sistema, metió a Gareth Bale por Lucas Vázquez. Y así el Madrid dijo adiós a la Copa.

El Madrid lo apuesta todo a la Champions (otra vez)

Una victoria el próximo sábado podría salvar la imagen del Madrid. Y como dicen muchos jugadores, hasta que no sea matemático no se puede decir que el Madrid ha perdido toda opción de aspirar al título.

Pero la situación tampoco invita a pensar que los blancos lo ganarán todo hasta final de temporada en la competición de la regularidad. La Liga está prácticamente perdida. Además, antes de alcanzar al Barça, el equipo tiene que superar al Atlético de Madrid, segundo clasificado.

Así, un año más, Al Madrid solo le queda soñar con la Champions League en pleno mes de febrero. Y visto lo visto, son muy pocos los que confían en que el campeón de Europa revalidará el título.

Real Madrid Champions League| EFE

El culpable en la sombra de la mala situación del Real Madrid

Algunos jugadores han hecho autocrítica. Pero no demasiada. Y es que algunos de los pesos pesados del vestuario señalan a un único responsable de la situación. Este no es otro que Florentino Pérez, cuentan desde dentro.

La mala gestión de Florentino Pérez

El presidente blanco no ha sabido reconducir la situación, tras la marcha de Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane este verano. No ha sido capaz de hacerse con los servicios de un fichaje de relumbrón y que garantice los goles que sí hacía el de Madeira.

 

De hecho, entre la afición anoche reclamaban la presencia de un crack a la altura del luso. Protestaban porque el presidente no había contratado a un relevo de CR7.

Además, en el banquillo ha fracasado hasta en dos ocasiones en cuatro meses. Primero con Lopetegui y ahora con Solari, que no está dando la talla. Para más inri, contrató al argentino hasta 2021. Aunque, eso sí, con cláusulas para 'largarlo' cuando quiera en esta temporada.

Los jugadores y la afición señalan al palco

Los 'pesos pesados' ya se han cansado de dorar la píldora al presidente y algunos, advierten desde el entorno, que señalan al mandamás y le reprochan no haber sido capaz de regenerar el equipo tras la salida de dos pesos tan pesados como el de Madeira y el técnico francés.

Algo que ya señaló el propio Cristiano cuando abandonó la capital rumbo a la Juventus de Turín.

Cristiano Ronaldo ya avisó

“Es la manzana podrid del Real Madrid”, aseguraba en su entorno cercano, después de Florentino antepusiera su ego y se negara a ceder a la mejora de contrato que pretendía.

El equipo hubiera agradecido mucho anoche la presencia de Cristiano. Y también todo el madridismo. Y es que si algo le fue bien al equipo culé en el primer  Clásico de la semana es no tener enfrente al delantero letal que tantas veces ha barrido al Barça. Y Suárez, Messi y Piqué lo saben.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad