Contrato millonario, casa y un "me voy". El crack del Real Madrid que deja plantado a Zidane (y a Florentino Pérez)

stop

El jugador explota y decide salir del Santiago Bernabéu

Zinedine Zidane pide a Florentino Pérez que le saque a tres jugadores del equipo | EFE

21 de febrero de 2017 (11:52 CET)

Lo tiene decidido. Su etapa en el Real Madrid llegó a su fin. Quiere salir del club en el próximo mercado estival. No está dispuesto a aguantar más esta situación.

La ausencia de Gareth Bale le dio algunos minutos en las últimas semanas. La vuelta del galés merma sus esperanzas de seguir siendo titular. El futbolista quería esperar a ver como evolucionaba su situación en el Madrid, pero las cosas no mejoran lo vivido.

Llegó en el 2013 con el estandarte de crack del futuro. Debía ser el heredero del centro del campo. Tres años y medio después la decepción es total.

Para la afición y para el club, que esperaban mucho más de su estrella, pero también para el futbolista, que esperaba encontrar su sitio en Concha Espina.

Decisión ¿definitiva?

El centrocampista finaliza su contrato en junio del 2018 y el club pretendía renovarlo. Aún quiere. Sin embargo, el jugador y tomó su decisión final y abandonará el club el próximo verano, tal y como confirmaron en El Chiringuito.

La propuesta de Pep Guardiola convenció a Isco Alarcón. El Manchester City anda tras él desde hace semanas y los contactos ya se produjeron.

 Le aseguraron presentarle una oferta millonaria y sacarlo del Santiago Bernabéu. Sólo pidieron una condición a cambio: que no renovara con el club madridista.

Únicamente así podrán responder a sus pretensiones económicas personales. Lo que se ahorrarán en su fichaje lo invertirán en su nómina. En la ciudad británica tienen todo preparado para la llegada del media punta.

Esperan que recapacite

La situación se encuentra en stand by. En los despachos de la Casa Blanca esperan que Isco reconsidere su decisión y termine renovando. Le pidieron que tuviera paciencia, que lo mejor estaba por llegar. Está destinado a heredar la responsabilidad en el centro del campo.

 Por su parte, el jugador parece estar muy convencido del paso que dará cuando termine la temporada. Solo convertirse en titular indiscutible revertiría la situación. Los días del malagueño en la capital están contados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad