Conte o los cuatro fichajes que pide a Florentino Pérez (y dinamitan a Sergio Ramos. Y al Real Madrid)

stop

Las condiciones del técnico italiano

 Antonio Conte | EFE

30 de octubre de 2018 (10:28 CET)

Déjà vu. Florentino Pérez está reviviendo la pesadilla del pasado verano. Aquella en la que se le iba Zinedine Zidane y los técnicos a los que quería para relevar al francés le decían que no. Lo que ocurrió con Mauricio Pochettino, Jürgenn Klopp o Massimilano Alegri, entre otros se está repitiendo con Antonio Conte.

Eran muy pocos los que no daban por hecho que Conte sería el nuevo entrenador del Real Madrid este lunes. Pero las cosas se complicaron en gran medida y el asunto del banquillo merengue va para largo.

Antonio Conte saluda a la afición| EFE

Las negociaciones con el técnico italiano siguen abiertas, pero cada minuto que pasa se desvanece la opción de que coja las riendas del equipo en los próximos días.

Sergio Ramos marca terreno

Uno de los motivos que más pesa de la negativa de Conte a entrenar el Madrid es Sergio Ramos y su posición ante el asunto. En sus declaraciones después del Clásico lo dejó más que claro, cuando dijo aquello de que “el respeto se gana, no se impone”. Y es que el capitán no quiere un técnico con mano dura en el vestuario. Con Lopetegui el de Camas era el líder del vestuario y no quiere a nadie que venga a disputarle ese puesto.

En este sentido, Conte tampoco está dispuesto a entrar en un vestuario para tener a alguien por encima. No iba a venir a ser el muñeco de Ramos y compañía.

No obstante, hay otra razón por la que Conte se ha mostrado reticente a firmar por los blancos. Y en ella tiene que ver Florentino Pérez.

Conte pone sus condiciones

Según cuentan desde la capital, Conte también puso sus condiciones. Concretamente, pidió incorporar al cuerpo técnico a sus ayudantes de campo, a su preparador físico, al de porteros y al nutricionista.

Pero desde la cúpula blanca le dijeron que “no”. El Madrid ya tenía a sus preparadores y nutricionistas y no iba a despedirlos para que Antonio pudiera desembarcar en el Santiago Bernabéu con su séquito. El grupo con el que Conte iba a poner a los jugadores firmes.

La respuesta de Conte no se hizo esperar. Lo que tampoco iba a hacer es coger el mando del Madrid en un momento tan delicado y encima estar completamente solo en el vestuario.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad