Sergio Ramos durante la victoria del Real Madrid en Málaga | EFE

“¿Contamos la verdad?” Cristiano Ronaldo calla. Sergio Ramos lo sabe (y un chivato lo cuenta todo en el Málaga-Real Madrid)

stop

Los de Zinedine Zidane se llevan los tres puntos de La Rosaleda gracias a los goles de Isco Alarcón y Casemiro

15 de abril de 2018 (22:35 CET)

Sergio Ramos era y es la imagen de la felicidad más plena. El capitán del Real Madrid ejerce de cabecilla del grupo las 24 horas del día con un aviso a navegantes constante: el Real llega al tramo final de la temporada en un estado de forma espectacular.

La victoria al Málaga por 1-2 corrobora una versión mejorada que gana adeptos en la caseta. El equipo blanco ha hecho de la Liga la mejor tabla de ejercicios para encarar un reto mayor: coronarse con el tres de tres en Champions. Un triplete único que les reservaría un lugar en la historia también único.

Ese es el pensamiento que se impone de puertas a dentro en un equipo que guarda silencio. Ni Sergio Ramos, ni Cristiano Ronaldo y compañía tirarán las campanas al vuelo, pero el chivatazo que sale desde dentro del vestuario blanco es que se saben mejores que el resto en un duelo final en el que son especialistas.

Ramos durante un entrenamiento del Real Madrid / EFE

Un objetivo asequible

En el Madrid no hay duda: a doble partido el Bayern, con la vuelta en el Santiago Bernabéu, huele a fiambre. Y en la final, que la esperan ante el Liverpool, aseguran que la experiencia decanta balanzas.

La tercera seguida, la Decimotercera, ha dejado de verse como un cuento para asustar al Barça, calmar al madridismo y aguantar el tirón del curso, y ha pasado a ser una opción fetén.

Un objetivo, la Champions, que obsesiona a todos, pero a un jugador de forma particular. Cristiano Ronaldo tiene marcados en rojo los tres partidos que restan para plantarse en la final de Kiev.

La ocasión para ‘liquidar’ a Leo Messi

Cuentan en el Real Madrid que nunca vieron a un Ronaldo más enchufado, con más orgullo, ni con una ambición mayor: el luso se siente, por primera vez, con opciones reales que arrebatarle a Leo Messi el mantra de mejor jugador de todos los tiempos que le acompaña desde el seis de seis con Pep Guardiola.

Un crack culé se la juega a Leo Messi | EFE

Cristiano sostiene que, una victoria en Kiev lo coronaría como el amo y señor de Europa, a la vez que le serviría en bandeja un nuevo el Balón de Oro/The Best, aventajando al ‘10’ del Barça.

Únicamente una victoria de Messi con Argentina en el Mundial -milagro- o de Neymar con Brasil le quitarían el premio.

La Champions que borra al Barça del mapa

Ronaldo, y no es el único, afirma que la tercera ‘orejona’ dejaría al Barcelona tocado de muerte por los siglos de los siglos, y amén. A la vez que liquidaría la Liga del Barça o el posible doblete en caso de victoria en la final de Copa del Rey contra el Sevilla.

Gattuso, mítico jugador del Milan que ganó la Champions de 2007 con el club rossonero después de que el Inter de Milan, gran rival, consiguiera el Scudetto, lo resumió todo en un cartel que portaba durante las celebraciones por las calles de la ciudad: “Lo Scudetto mettilo nel culo”.

Gattuso

El Barça, que ya tuvo que celebrar en 2017 con vergüenza la Copa tras el doblete del Madrid, y que se comió la Liga con la Duodécima contra el Atlético en 2016, se enfrenta al mayor de sus miedos: el tres de tres. También Messi.

Los temores de Leo Messi

El argentino, avisan desde dentro, desconectó el ‘interruptor’ con el Barça al salir de Roma.

Lleva un mosqueo bestial con Valverde, al que señala como el responsable del ridículo, pero, y también, con una planificación/fichajes de pandereta -Arda Turan, André Gomes, Digne, Paco Alcácer, Dembélé y compañía- que ha convertido al Barcelona en el hazmerreír de Europa y dejado al equipo pendiente y dependiente del ‘10’.

Leo, que aseguran vive atragantado con el resurgir de Ronaldo, sabe que su única tabla de salvación pasa por vencer en Rusia. Cristiano, en este sentido, ya logró una Eurocopa con Portugal, un título grande con su selección que Messi no tiene en su haber tras años de fracasos.

Con todo, una frase suena y resuena en el Santiago Bernabéu estos días para referirse a la Liga del Barça, la final de Copa y Messi: “¿Contamos la verdad?”. Y la verdad ya está contada.