Confidencial: Florentino Pérez negoció una opción preferencial con un crack antes de la sanción FIFA 

stop

El Real Madrid buscaba cubrirse las espaldas

Florentino Pérez ata el fichaje de tres cracks para el Real Madrid

09 de septiembre de 2016 (15:46 CET)

Se lo venía a venir. Florentino Pérez sabía que era cuestión de tiempo que la FIFA le impusiera una sanción, del mismo modo que lo hizo con el FC Barcelona y que lo ha hecho con el Atlético de Madrid. Por ello, el mandamás blanco ya trató de negociar alternativas de cara al 2018. El presidente merengue es consciente de que tendrá que tirar de su propia plantilla para afrontar las dos próximas temporadas. Unas campañas que serán más que duras, ya que ahora mismo consideran que tienen un auténtico 'plantillón', pero con el paso de los meses y con la exigencia de las tres grandes competiciones, el desgaste irá pesando sobre los hombres de Zidane. 

Sin embargo, Florentino no pudo hacer nada por cerrar ningún refuerzo esta temporada. No obstante, el magnate madrileño lo intentó todo hasta el final. Y es que consciente de que la zaga defensiva necesitará un refuerzo a medio plazo, la secretaria merengue intentó apalabrar un acuerdo con un central de garantías. Sergio Ramos y Pepe ya superan la barrera de los treinta años, por lo que cuando se levante la sanción de la FIFA, el club blanco deberá fichar un central de primer nivel.  

Los negocios estivales 

Los emisarios madridistas ya movieron sus hilos durante la campaña de compras estival y se reunieron con uno de los centrales más deseados de la Liga Santander: Aymeric Laporte. El defensa del Athletic de Bilbao es uno de los deseables en órbita del Real Madrid y también del Barça. A sus 22 años, el francés es probablemente el central más querido de España por su gran proyección y la calidad que ya demuestra tener en sus botas.  

Conscientes de ello, la secretaría técnica madridista se reunió con el futbolista este verano para ofrecerle un pacto. La entidad blanca le propuso al jugador acordar su fichaje de cara al 2018, cuando la sanción se levante. Frente a esta propuesta, parece que Laporte fue claro y puso un 'no' sobre la mesa. El francés sabe que queda mucho tiempo aún por delante, por lo que no quiere hipotecar su futuro. Consciente de que levanta pasiones, no solo en la liga española sino también en la Premier, Aymeric no quiere cerrarse puertas. El central del Athletic seguirá en el club vasco, aunque cuando se vuelva a abrir la puja, escuchará las opciones que lleguen. El club azulgrana le pretende y en el próximo mercado no tendrá al Madrid para entrometerse.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad