¿Cómo ha llegado el Manchester City a las semifinales de la Champions? Una pregunta sin respuesta

stop

El equipo de 'Manolo' Pellegrini planteó un partido muy pobre para derrotar al Real Madrid en el Etihad

Pepe falla la ocasión más clara del partido ante Joe Hart - Manchester City-Real Madrid (0-0) | EFE

26 de abril de 2016 (23:06 CET)

Con el freno de mano puesto. Así plantó cara un timorato Manchester City al Real Madrid en las semifinales de la Champions League (0-0). Los dos conjuntos plantearon un partido muy pobre, encomendados a sus respectivas defensas. Ofreciendo un espectáculo muy poco digno de una eliminatoria para acceder a la final de las finales. Ninguno logró marcar.

El planteamiento de los dos técnicos transmitía miedo. Un respeto supremo del uno por el otro, pese a representar dos estilos de juego similares cuya virtud no es la retaguardia. Especialmente sangrante fue la actuación de los de Manuel Pellegrini, que jugaban en su feudo, el Etihad Stadium, y no intimidaron a Keylor Navas hasta entrados los últimos cinco minutos de partido. En España ahora se entiende un poco más que el Leicester lidere la Premier League. 

Algo mejor, tampoco mucho, estuvo el Real Madrid. Sin Cristiano Ronaldo, lesionado, y con Karim Benzema también fuera de partido a la media parte, y con los inexpertos Lucas Vázquez y Jesé como protagonistas, el Madrid de Zidane supo aguantar el balón, tocarlo y, muy de vez en cuando, crear algo de peligro al rival. Insuficiente, ya que no logró marcar fuera de casa pese a la endeblez del contrincante. Los blancos están ahora obligados a marcar en el Bernabéu, y a ganar.

Primera parte para el olvido

Tras una primera parte insulsa, de mera toma de contacto, en donde ninguno de los dos equipos puso realmente en aprietos al rival, la segunda mitad se animó ligeramente. El Madrid dominó, y creó las ocasiones más claras del partido. Especialmente una dentro del área pequeña, de Pepe, abortada con fortuna por Joe Hart (el hecho de que la ocasión más clara del partido fuese de Pepe, lo dice todo). En los últimos instantes, el City se volcó comandado por Kevin de Bruyne, ante un Kun Agüero apático, que acusó la temprana lesión de David Silva.

Este partido viene a confirmar los pronósticos de Diario Gol tras la escabechina de cuartos de final. Cayeron equipos como el Barça y el PSG, y se clasificaron equipos que están en un momento de juego muy poco digno de la Champions. Ni el Madrid ni el City están a la altura de lo que la competición requiere. El Atlético-Bayern es la verdadera final, a pesar del juego trabado, poco limpio, de los de Simeone.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad