Cinco bombas (y un bombazo) para cargarse a Zidane en el Real Madrid

stop

Las exigencias aumentan para el entrenador galo

Zinedine Zidane ante el Villarreal | EFE

04 de noviembre de 2016 (10:03 CET)

Se avecinan curvas. Las exigencias en este arranque de temporada para el Real Madrid han sido suaves en comparación con lo que viene por delante. Tras empatar ante el Legia de Varsovia, los hombres de Zinedine Zidane atraviesan un gran bache, aunque la realidad es que deberán levantar cabeza cuanto antes si no quieren dejar escapar el liderato; el calendario que tienen en este segundo tramo de campaña no tiene desperdicio.

Al equipo madridista se le acerca un auténtico tornado de duelos; la intensidad con los rivales más duros de la Liga y la Champions marcarán el compás hasta final de 2016. Hasta ahora, pocos rivales de primer nivel se han impuesto en el camino del Madrid. De hecho, los blancos han 'pinchazo' frente a equipos incómodos, pero lo mejor está por llegar. La crisis de resultados deberá quedar atrás si quieren seguir vivos en ambas competiciones.

El calendario más exigente

La hora de la verdad ha llegado. El calendario que le espera a Zizou está repleto de grandes citas. Y es que no solo se trata de la competición europea, sino que las próximas jornadas de liga vienen pisando fuerte. Tan es así que en las semanas que llegan, a los merengues les esperan rivales decisivos como el Atlético de Madrid, el gran bombazo con el Barça, el Valencia y el Sevilla en la Liga Santander. Aunque aquí no queda todo, ya que en la Champions los equipos a los que se enfrentará no tienen desperdicio: Sporting y Borussia Dortmund. Además, no se debe olvidar que también les tocará jugar el Mundial de Clubes.

Un tramo final de 2016 que exigirá cambiar las tornas totalmente, ya que hasta ahora no se ha visto a un Madrid regular y estable. Las sensaciones han ido y han venido; la intensidad y la concentración han faltado en muchas ocasiones. De hecho, la crisis de resultados ha venido acompañada de partidos en los que ha habido una considerable falta de juego.

Zidane tiene en sus manos triunfar en el Real Madrid superando las pruebas con creces o, por lo contrario, quedar en la palestra recogiendo malos resultados. La primera prueba para levantar cabeza llegará esta semana ante el Leganés. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad