Zinedine Zidane | EFE

“Chaval, te vas”. Y no es Isco: la lía en el banquillo. Y Zidane pide a Florentino Pérez que le eche del Real Madrid

stop

El técnico blanco le pone la cruz definitiva a un fichaje del presidente

16 de abril de 2019 (16:55 CET)

Con el Real Madrid ya fuera de cualquier opción de hacerse con algún título, los partidos que le quedan a los de Zinedine Zidane no son más que un casting del galo para ver qué jugadores van a quedarse de cara a la temporada que viene.

Y el partido de ayer fue la confirmación de que uno de ellos está más que sentenciado. Y no, ni es Gareth Bale ni es Isco Alarcón. Hablamos de Dani Ceballos, uno de los nombres que siempre (tanto en su primera etapa como ahora) ha significado un problema para Zizou.

Zidane se carga a Ceballos

El andaluz se pasó todo el partido en el banquillo. Eso sí, su actitud no fue precisamente la de un jugador pidiendo a gritos entrar en el campo: bostezando, medio dormido, a los suyo…un lío muy gordo que no ha hecho más que darle argumentos definitivos a Zidane para mover ficha y pedirle a Florentino Pérez que se lo cargue.

Dani Ceballos | EFE

Si bien es cierto que cuando llegó de nuevo tras el desastre de Lopetegui y Solari Zidane avisó que todos partían de cero, en las semanas que lleva de nuevo al frente ha comprobado como el ‘caso Ceballos’ no tiene solución alguna: lo quiere fuera este mismo verano.

De hecho, ya cuando Florentino lo fichó lo hizo sin el ‘ok’ de Zizou en una operación para evitar que el andaluz acabara vistiendo de azulgrana. El ex del Betis lo tenía todo hecho con los culés pero Pérez se lo arrebató. Una jugada que a Zidane no le gustó, ya que las suplencias continuadas del español provocaron más de un problema en Valdebebas.

Una situación que no ha cambiado, de ahí que el míster no quiere a Dani de cara a su nuevo proyecto. Si el centrocampista tenía alguna posibilidad de ganarse la confianza del galo en estos partidos, actitudes como las de ayer lo entierran de forma definitiva. “Chaval, te vas”, le han dicho desde dentro. Veremos dónde.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad