Florentino Pérez y José Mourinho | EFE

¡Cena secreta en Madrid! Pacto Florentino Pérez y Mourinho (y hay bomba)

stop

Se acabó: Zidane tiene los días contados

23 de octubre de 2019 (12:05 CET)

Zinedine Zidane salvó el cuello este martes gracias al gol de Toni Kroos frente al Galatasaray, en el choque correspondiente a la tercera jornada de la Champions League. Pero la victoria de los blancos en Estambul no es otra cosa que pan para hoy y hambre para mañana. Y esta victoria no ha hecho cambiar en absoluto el parecer que circula por Madrid acerca de que Zidane tiene los días contados.

El míster no está siendo el revulsivo en el banquillo que se esperaba. El juego del equipo está dejando mucho que desear. Poco o nada ha cambiado en un equipo que ya fracasó estrepitosamente el pasado curso. Bueno sí: que los cracks que ya la temporada anterior dejaron mucho que desear ahora tienen un año más. Y el panorama en el horizonte pinta muy oscuro.

Problema de fondo

La planificación no ha sido la correcta. Y muchos señalan a Zidane y su obsesión por Paul Pogba como las principales razones de la involución del Madrid. Y es que la insistencia del técnico por el centrocampista del Manchester United ha tenido atados de manos a los responsables, que no pudieron reforzar el equipo como quisieron. Jugadores como Christian Eriksen o Donny van de Beek estuvieron a tiro. Pero Zidane quería a Pogba.

Paul Pogba | EFE

También Mathijjs de Ligt, pero ZZ no quiso competencia para Raphaël Varane, que tenía decidido salir pero al que convenció para que se quedara. Y tampoco permitió que los blancos ficharan a un crack de primera línea para la posición de delantero centro que pudiera poner en jaque a su compatriota Karim Benzema.

Zidane pierde toda credibilidad

Además, Zidane tampoco quería una revolución en la plantilla. Zidane es de esos que da importancia a las jerarquías, de los que ponen por delante a los pesos pesados, sea cual sea su estado de forma. Algo que se ha notado en su insistencia por poner a los mismos de siempre sobre el terreno de juego, los que le hicieron tricampeón de Europa.

Pero parece que se olvidó de que fracasaron el año pasado. Su proyecto no ha convencido a nadie. Y los resultados y el rendimiento de los cracks están cavando su tumba.

Zidane

Zidane está en la milla verde

El propio míster es consciente de la situación. Y de que está en el corredor de la muerte esperando sentencia y fecha de ejecución. Tanto es así que incluso se habla en la capital de una salida acordada. La única duda es cuando se producirá.

Mientras el equipo vaya sumando victorias, aunque sean pobres, irá superando obstáculos. Pero en cuanto llegue una derrota sonada, Zidane hará las maletas.

Un escenario que no es ningún secreto en Chamartín. Y prueba de ello son las informaciones que dieron en El Golazo de Gol.

Los hombres de Mou aterrizan en Madrid

Según informó el periodista Pedro Pablo Parrado, “la guardia pretoriana de Mourinho ya está en la capital preparando la llegada” del técnico luso al Real Madrid. Reveló que Louro (preparador de porteros), Rui Faria y Carlos Lalín (preparador físico) fueron vistos en un restaurante del barrio de Salamanca, donde estuvieron reunidos empezando a “preparar el aterrizaje de Mourinho” en el Madrid.

Un Mourinho al que muchos ven en Chamartín como el único técnico capaz de frenar al Barça de Leo Messi, que aun ofreciendo un juego muy pobre, sigue siendo el dominador de la Liga Española. Ya lo consiguió con el equipo culé de Pep Guardiola, al que todavía muchos consideran “el mejor Barça de la historia”, y no ven a otro entrenador mejor para dar un golpe en la mesa que al de Setúbal.

Pacto Florentino Pérez-Mourinho

Así lo considera Florentino, que ya ha trasladado al entorno de José que será su primera opción en cuanto salte Zidane. De hecho, ya fue una de las opciones cuando Santiago Solari fue destituido el año pasado. Pero entonces el ‘presi’ se dejó llevar por lo que significaba la figura del galo. En este sentido, el mandatario siempre creyó más en lo que representa la figura de Zizou que como técnico. Pero ha comprobado que con ilusiones no hay suficiente. El equipo necesita mano dura.

El vestuario presiona

Justo lo que no quieren los pesos pesados del vestuario. Según ha podido saber Diario Gol, Sergio Ramos y el resto del núcleo duro no quieren ver ver al luso ni en pintura. Y presionan para que siga Zidane y no llegue el Mou.

De hecho, el capitán ya salió esta semana a defender a Zizou ante la prensa. Y cuando vetó a Antonio Conte el curso pasado con aquello de que “el respeto se gana, no se impone”, dejó claro que prefiere un técnico más dócil, con mano izquierda y no tan impositivo como el portugués.

En el equipo todavía queda más de una docena de los jugadores que compartieron vestuario con Mou en su primera etapa y la relación no es que terminara demasiado bien. Todo lo contrario. Y ni apoyan la salida de Zidane, ni mucho menos la llegada de Mourinho. Habrá lío.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad