Zidane y Florentino Pérez| EFE

“Casa, colegio y cerrado”. Zidane no lo quiere (y Florentino Pérez lo trae al Real Madrid)

stop

El crack que el presidente ata

13 de octubre de 2019 (18:55 CET)

Florentino Pérez no quiere perder el tiempo. Es por eso que durante este parón de selecciones el presidente y sus ayudantes están intentando ir cerrando el cerco sobre algunos de los nombres que tienen en su agenda.

Y hay novedades respecto a uno de los que más gusta en la directiva pero que menos atrae a Zinedine Zidane: Christian Eriksen. En los últimos días los movimientos para intentar cerrar cuanto antes la llegada del centrocampista danés se han intensificado.

Operación Eriksen | EFE

Si bien es cierto que hay otros nombres encima de la mesa como son los de Donny Van de Beek y Hakim Ziyech, la posibilidad de hacerse con el crack del Tottenham es mucho más real (y fácil) que la de los dos jugadores del Ajax de Ámsterdam.

La opción Eriksen cada vez más viable

Entre otras cosas porque, a diferencia de los dos jugadores del Ajax, Christian acaba contrato en apenas unos meses. Un Eriksen que ya ha dejado muy claro a Daniel Levy, el propietario del Tottenham, que no tiene intención alguna de quedarse y mucho menos de renovar.

Es por eso que Florentino sabe muy bien que, por una cantidad ridícula teniendo en cuenta la calidad del danés, puede hacerse con él o ahora en invierno o esperar hasta verano.

Y ahí aparecen las primeras discrepancias. Y es que Florentino prefiere pagara una cifra cercana a los 25 millones de euros que es lo que está dispuesto a pagar ahora antes que esperar todo el año y pagar 15 o 20 millones en verano como prima de fichaje.

En el Tottenham le han hecho saber a Pérez que, si quiere llevárselo ahora, el precio son 40 millones. Un precio que no pagará y que, de hecho, ningún club está dispuesto a pagara. Y es que el Real no es el único equipo que está detrás de Christian.

Juventus, United y Bayern de Múnich ya han preguntado por el aceptando llegar hasta los 35 millones para llevárselo, pero Eriksen no quiere. Eriksen quiere vestirse de blanco.

De hecho el pasado verano tuvo una muy buen oferta encima de la mesa de los de Old Trafford, pero quiso esperar hasta el último momento para ver si la llamada del Madrid llegaba. Pero no fue así. Zidane le dijo al presidente del Madrid que, si no venía Pogba, Eriksen no le servía como plan b. Tampoco le sirve ahora, pero el máximo responsable del club parece estar más que dispuesto a ir a por él.

Eriksen elige al Madrid

Y más sabiendo que cuenta con el ‘ok’ al cien por cien del jugador. Es más, no es ningún secreto que la mujer del danés ha visitado en varias ocasiones la capital española para sondear posibles viviendas así como futuros colegios para su hijo. Una llegada a Madrid que cuenta con el ok del entorno del jugador. Es por eso que más de uno ya afirma “casa, colegio y cerrado”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🤳❤️

Una publicación compartida de Christian Eriksen (@chriseriksen8) el

Una operación que es muy del agrado de Florentino. De hecho, es un caso muy similar al de Thibaut Courtois. Un jugador, Eriksen, que acaba contrato, que no quiere renovar con su actual club y que ansía poder jugar en el Bernabéu para dar un importante salto en su carrera.

Y lo cierto es que este Madrid necesita como el comer a un crack en la media como es el danés. Si bien es cierto que por calidad Kroos y Modric han demostrado ser muy capaces de llevar al Real a lo más alto, los años pasan y, sobretodo el croata, necesita un sustituto de garantías. Y cuanto antes.

En este sentido parece que, por mucho que Zidane se muestre en contra de este fichaje, al final el galo acabará aceptando que hacerse con un jugador top como es Eriksen por una cantidad presumiblemente muy baja es una muy buena operación.

El problema que ve Zidane en ello es que es muy probable que si llega Eriksen (y ojo que también puede hacerlo Van de Beek) las posibilidades de ver a su querido y esperado Pogba vestido con la camiseta del Madrid serán mínimas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad