Benzema se ríe de todo (y todos): el WhatsApp más bestia

stop

El delantero francés pone en jaque a Florentino Pérez y al Real Madrid

20 de abril de 2018 (10:42 CET)

Sabe que está más fuera que dentro. Karim Benzema es consciente de la temporada lamentable que está firmando en el Real Madrid. De hecho, la del galo es la peor desde que llegó al conjunto blanco en el 2009.

Zidane, el último defensor de Benzema

El ‘9’ blanco también conoce que si sigue teniendo minutos en el Madrid es gracias a Zinedine Zidane. El delantero es el gran protegido y privilegiado del míster y mientras el técnico siga al frente del equipo sabe que será uno de los titulares habituales.

En este sentido, incluso la afición madridista ya ha dictado sentencia, como se ha podido ver en las pitadas que le han dedicado a Benzema en los últimos partidos.

Pero la continuidad de Zizou en el banquillo blanco la temporada que viene pende de un hilo. Gane o no la decimotercera, ZZ tiene muchos números para salir. El mismo reconoció que “ser entrenador del Madrid desgasta mucho” y podría ser que decidiera poner punto y final a su etapa dirigiendo al Real.

El Real Madrid empuja a Benzema a la puerta de salida

Una posibilidad sobre la que los responsables ya han avisado a Karim. Le han advertido que si Zidane se va no tendrá sitio en el equipo. El futuro entrenador no contará con él y le apuntan que lo mejor es que se vaya si quiere seguir teniendo minutos y no verse relegado al banquillo.

Karim Benzema y su nuevo lío en el club blanco | EFE

Pero el ariete lo tiene claro. Incluso le dan igual los pitos de los seguidores. Y ya ha mandado un mensaje a los dirigentes.

Karim Benzema se pone firme

Karim tiene contrato hasta el 2021 y ocho millones de euros anuales asegurados hasta entonces, y no renunciará al acuerdo firmado si no es por más dinero. No se moverá del Madrid si no es para ganar más dinero. Incluso amenaza con irse al final de su contrato con la carta de libertad, y es que sabe que para entonces todavía tendrá mercado en China.

Un asunto que pone contra las cuerdas a Florentino Pérez y compañía. Los responsables saben que ningún club estará dispuesto  a pagar los 60-80 millones que pretenden los responsables si tienen que mantenerle o subirle la ficha. Es decir, si no lo ‘regalan’ por 40 o menos tendrán que comerse al jugador.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad