Benzema se queda solo: tiro al ‘9’ (y es de un peso muy pesado del Real Madrid)

stop

El delantero francés recibe puñaladas desde dentro del vestuario de Zinedine Zidane

19 de abril de 2018 (11:31 CET)

Bronca monumental. Karim Benzema fue uno de los señalados en el empate que el Real Madrid cosechó este miércoles contra el Athletic Club (1-1). Otra vez. Y es que ya son demasiadas veces este curso las que el galo ha sido cuestionado.

Karim Benzema Athletic clubEl delantero está firmando su peor temporada desde que llegó al conjunto de la capital. En Liga suma solo cinco goles en 33 partidos disputados, mientras que en total acumula solo nueve tantos en 39 partidos. Unos datos que arrojan un promedio de lo más triste: el francés ve puerta una vez cada 302 minutos. Unos datos lamentables para un delantero centro del Madrid.

La afición juzga a Karim Benzema

La afición le dejó clara su afición contra el Athletic. Después de otro partido nefasto en el que solo chutó a puerta una vez, Zinedine Zidane sentó a su protegido para dar entrada a Gareth Bale, y la grada se pronunció.

La pitada de los aficionados fue descomunal y no pasó desapercibida. Tal y como se puede escuchar en el siguiente vídeo, la parroquia madridista ya ha dictado sentencia. Así fue la pitada a Karim en el cambio.

 

Los cracks también disparan a Benzema

Pero el asunto no solo se mueve entre los seguidores. En el equipo hay varios pesos pesados que le tienen en el punto de mira desde hace tiempo y que no comprenden como Florentino Pérez permitió que Zidane le mantuviera en el equipo el pasado verano y diera salida a Mariano Díaz o a Álvaro Morataque tenía un promedio goleador muy superior al del francés. Y es que los números hablan por sí solos.

Sin ir más lejos, Morata sumó 20 goles en 42 partidos -1.871 minutos-, logrando un tanto cada 94 minutos, mientras que Benzema anotó 19 goles  en 3.162 minutos jugados repartidos en 47 partidos. Es decir, el ‘9’ blanco anotó un gol cada 166 minutos.

Marcelo toma la palabra

Así, futbolistas como Marcelo no se muerden la lengua cuando se trata de espolear a su compañero. Así lo demostró en unas declaraciones a la cadena SER, en las que apuntó al ariete que si quería evitar lo pitos lo que debía hacer es trabajar más.

“Yo no tengo que decir si la gente tiene que apoyar o pitar. Yo apoyo a mis compañeros. Otros jugadores y yo hemos sido pitados aquí y lo que hay que hacer a trabajar y jugar bien para que no sean pitados", opinó el lateral brasileño cuando le preguntaron por la pitada a Karim.

Con todo, el jugador está cada vez más solo. Zidane es el único aliado que le queda en un vestuario en el que el tiro al ‘9’ va camino de convertirse en una práctica habitual.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad