Florentino Pérez y la salida de Karim Benzema | EFE

Benzema se las tiene con Florentino Pérez en el cara a cara más caliente

stop

La bronca del francés con el presidente del Real Madrid

06 de noviembre de 2017 (14:10 CET)

Karim Benzema está en el punto de mira. El delantero no ha empezado nada bien la temporada y ya son muchos los que ha perdió la paciencia.

Con tan sólo un gol en lo que llevamos de Liga, Karim es cada vez más cuestionado tanto por la afición por sus propios compañeros. Es más, cuando fue sustituido en el último partido antes Las Palmas el Bernabéu reaccionó con pitos hacia el galo.

Algo que ha sentado como una patada al delantero. No entiende que, con todo lo que le ha dado al Madrid, ahora el público le pite por una mala racha. Pero el tema va más allá.

Benzema ya ha señalado al culpable de ese mal rollo con la afición.: Florentino Pérez. Y se lo ha dicho en persona. El crack cree que su presidente no le está protegiendo como debería. En vez de salir al paso y cortar cualquier duda sobre su rendimiento, Benzema considera que Florentino está alimentando esos pitos.

¿Cómo? Con las continuas noticias que salen desde Chamartín respecto a su futuro y los posibles relevos que tendría. El hecho de que día sí día salgan noticias respecto a futuros fichajes galácticos no hace otra cosa que meter más presión encima del francés.

Parece que ya incluso el propio Zinedine Zidane, su máximo defensor hasta el momento, se ha rendido a la evidencia y ya no le protege más. Zidane sabía que cambiándolo con el partido ya resuelto provocaría una sonora pitada y decidió hacerlo igualmente.

No sólo con su presidente.

Y es que Benzema tiene más problemas más allá de los pitos y del cabreo con Pérez. Dentro del vestuario también hay voces que claman por el penoso rendimiento del galo en la presente temporada.

Concretamente son Marco Asensio e Isco Alarcón los dos jugadores que más están metiendo cizaña contra Benzema. No entienden como sigue teniendo oportunidades viendo el mal momento de forma.

Es más, en el último partido ese desencuentro se evidenció en un momento en el que Asensio le recriminó con vehemencia al crack que no le diera un balón que hubiese supuesto el 1-0. El español y la grada mostraron un evidente enfado.

Cada día que pasa la situación se está volviendo más insostenible para un Karim que, si con su pésimo momento de forma no tuviera bastante, ahora es su propio presidente quién le da la espalda.