Benzema y Florentino Pérez | EFE

Benzema o “Hay un chivato”: el topo de Florentino Pérez en el vestuario del Real Madrid

stop

El confidente que cuenta las miserias del equipo al presidente

07 de septiembre de 2018 (16:47 CET)

Uno de los jugadores a los que más le ha cambiado la vida con la salida de Cristiano Ronaldo y el cambio de Zinedine Zidane por Julen Lopetegui es Gareth Bale. El galés había perdido la titularidad con el técnico galo e incluso llegó a amenazar con marcharse si no tenía más protagonismo y continuidad.

Pero con el nuevo técnico y sin el luso Bale vive en un nuevo y mejor escenario.  El británico ha heredado el trono de Cristiano Ronaldo  y se alza ahora como la referencia del equipo en el ataque y como el crack que tiene que tirar del carro en los momentos importantes. Y no está defraudando. Tres goles y dos asistencias en cuatro partidos así lo corroboran.

Bale, la nueva esperanza blanca

Así lo esperaban en gran parte del madridismo. Sobre todo entre los responsables del club, donde hace tiempo que esperaban el paso adelante del de Cardiff, así como en un importante sector de la prensa afín al club blanco.

Pero no todos en el club se apuntan al carro. Entre los capos del vestuario no olvidan algunos capítulos oscuros del pasado del galés. Actitudes impropias del que aspira a ser el líder del Madrid. Y para muestra un botón.

En la memoria de muchos está todavía el partido contra el Leganés, en el que el galés se olvidó las botas de fútbol en el vestuario y salió con zapatillas deportivas.

El delantero no fue titular y venía de algunos partidos en los que  Zidane lo había dejado en el banquillo, y la desidia le llevó a tener que volver a medio partido a cambiarse el calzado.

Gareth Bale AS

Los cracks señalan a Bale como el chivato del vestuario

Pero de puertas para dentro hay más. “Hay un chivato” se escucha entre algunos jugadores. Varios miembros del equipo tenían al ex del Tottenham como el chivato de Zidane, al que acudía para contar las miserias del resto del grupo con tal de sacarse un puesto en el once.

Ahora, sin Zidane, es al presidente al que va a contar los problemas del vestuario. Sabe que el equipo está en manos del clan de los españoles formado por Sergio Ramos, Isco Alarcón, Marco Asensio y compañía, al que Lopetegui le ríe todas las gracias, siendo el ‘presi’, su único aliado.

Florentino Pérez siempre le ha tenido una predilección especial al ser el primer galáctico que fichó en su segundo mandato. De hecho, le contrató porque CR7 era un fichaje de Ramón Calderón, y Pérez quería que el líder del equipo fuera un galáctico suyo.

Y mientras tanto, Karim Benzema esconde la cabeza. El delantero ya no cuenta con la protección de Zidane, al que dijeran lo que dijeran mantenía a Karim en el once titular. Así las cosas, si su rendimiento baja y Bale come la oreja al presidente, el francés podría tener los días contados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad