Karim Benzema | EFE

Benzema o “60 millones en enero” (y Florentino Pérez lo empaqueta)

stop

El presidente pone el lazo al delantero francés

10 de octubre de 2018 (10:05 CET)

Ya ni se le espera. Karim Benzema ha agotado la paciencia de la mayoría. El francés sigue muy lejos de su mejor versión y ya casi nadie confía en que recupere ni un atisbo de su mejor nivel.

El francés llegaba esta temporada después de haber completado el año pasado uno de los peores cursos de su carrera. Anotó solo 12 goles en 47 partidos. Es decir, 0,26 goles por partido. Solo en su primera temporada en Chamartín firmó unos números tan nefastos.

Sin Zidane, Benzema no pinta nada

Las intenciones del club pasaban por venderlo. Más aun después de la salida de Zinedine Zidane. El ariete era el gran protegido del míster y si por algo estaba en el Madrid era por  decisión de Zidane. Pero sin el técnico, la presencia de Karim ya no tenía razón de ser.

Benzema no tiene pelos en la lengua

Pero las ofertas que llegaron en verano no convencieron a Florentino Pérez, que siempre puso las pretensiones muy altas. Asimismo, las que se acercaron a lo que pedía el presidente no convencían a Karim, que no quería ver alterado su sueldo y tampoco quería ir a un equipo que no fuera de primera línea.

Benzema da sus últimos coletazos

El jugador finalmente se quedó y el inicio de temporada que firmó llevó a Florentino y compañía a pensar en que habían acertado quedándoselo. Anotó cinco goles en cuatro partidos con los que parecía que iba a hacer olvidar a Cristiano Ronaldo. O al menos hacer más liviana su marcha. Pero nada más lejos de la realidad.

Benzema lleva siete partidos sin ver puerta, en los que solo ha disparado dos veces a puerta. Fue en el último contra el Alavés, y es que desde el 3-1 que anotó al Leganés el pasado 1 de septiembre hasta el choque en Mendizorroza, Karim no había disparado entre palos. En ocasiones incluso ni siquiera chutó.  Y en la cúpula blanca no tragan más.

Florentino Pérez abre las puertas a Benzema

Florentino y compañía tienen claro que Benzema debe salir cuanto antes. Cada día que pasa se devalúa y no quieren regalarlo. “Por 60 millones en enero”, apuntan, está fuera. Si llega un equipo con una cifra similar, será el propio presidente el que le ponga el lazo.

Pero no será fácil. A esta cifra solo están dispuestos a llegar desde China o desde algún equipo de media tabla para abajo de la Premier League como el West Ham. Destinos de los que Benzema no quiere ni oír hablar. No pondrá problemas para salir, pero no se irá a cualquier sitio. Es el turno ahora de los responsables blancos de buscar una oferta que contente a todas las partes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad