Benzema explota: arrasa con todo y reparte palos en el Real Madrid

stop

El futbolista del Real Madrid abandona Polonia con un enfado tremendo que llevaba varios días cociendo

Los jugadores del Madrid celebran el gol de Benzema al Legia de Varsovia | EFE

02 de noviembre de 2016 (22:44 CET)

Karim Benzema explotó. El delantero del Real Madrid, nueve indiscutible –o no– para Zinedine Zidane en el primer equipo blanco está harto. Lleva días cociéndose un enfado terrible en las entrañas del exquisito jugador francés. Este miércoles, en Champions League, cayó la gota que sirvió para colmar el vaso de su paciencia en forma de bronca. Saió del terreno de juego echando humo por la boca

Tras varias semanas en que los medios deportivos españoles hacen una campaña a ultranza a favor de Álvaro Morata para que arrebate a Benzema la titularidad del Madrid, el francés quedó patidifuso cuando vio como incluso su protector, Zidane, empieza a dejarse llevar por el "embrujo" de la prensa. Fue muy significativa la alineación del técnico en Polonia. La antesala del desastre. 

Frente al teóricamente débil Legia de Varsovia (3-3), que ni siquiera tenía aficionados (la UEFA sancionó al club polaco con el cierre de puertas por los disturbios violentos que su afición provocó en Madrid) Zidane quiso apostar por sus dos nueves: Benzema y Morata salieron juntos de inicio. Pero el sacrificado fue el francés, que jugó más retrasado, casi como mediapunta, para que el madrileño ocupase la punta de ataque. Con Cristiano Ronaldo y Gareth Bale a las bandas. Y no salió tan mal: el francés anotaba el segundo tanto del Madrid a los 35 minutos de partido.

Zidane y Navas no estuvieron a la altura

Parecía que iba a ser coser y cantar, pero Zidane tiró el partido por la borda. Y lo hizo con una temprana sustitución de Benzema –mejor jugador del partido hasta ese momento– en el minuto 64 para dar entrada a Lucas Vázquez. Morata aguantó en el césped hasta el 85, cuando lo relevó el joven e inexperto Mariano.

Fue un partido de locos en que Benzema fue el gran damnificado por Zidane y que complica ahora la clasificación del Madrid como primero de grupo (también empató en Dortmund). Pero el crack francés está harto de los comentarios constantes en torno a su persona: esta semana Fabio capello lo bautizó como el "niño mimado del presidente".

Pero, curiosamente, Florentino Pérez todavía no le ha llamado para renovar su contrato (termina en 2019). En cambio, le han pasado por delante jugadores como Kroos, Modric, Bale, Navas –fatal en Polonia– y aún falta Cristiano

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad