Benzema entra en un cambio de cromos sorpresa de Florentino Pérez

stop

El presidente del Real Madrid mete al delantero francés en una operación galáctica

09 de febrero de 2018 (10:26 CET)

Florentino Pérez tiene una cosa muy clara: Karim Benzema se va en verano. El presidente del Real Madrid ha tomado la decisión, entre otras cosas porque se lo está pidiendo hasta el quiosquero de la Castellana, de deshacerse del francés en el próximo verano.

El rendimiento de Karim está siendo muy flojo esta temporada. Desde los despachos del Bernabéu se está preparando una auténtica carnicería una vez acabe el año y Benzema es una de las cabezas que rodarán. No será la única.

El caso es que en el club blanco están intentando meter con calzador al galo en alguna de las operaciones que tienen en mente. ¿Por qué? Porque no lo venden ni regalado.

Una oferta ridícula

Hace meses que el Real puso a Benzema en el mercado, al menos para sondear cual era el interés de los otros clubes por él. La respuesta, desalentadora. Tan sólo un equipo es el que ha mostrado interés en el delantero.

Es el Arsenal. Wenger, que siempre ha sido muy fan de Karim, lo quiere para reforzar el ataque de los de Londres, pero ya le ha dicho a sus dirigentes que la oferta por su compatriota no puede pasar de los 40 millones. 20 menos de lo que está pidiendo por el ‘9’ desde Chamartín.

¿Cambio de cromos?

De ahí que el mandatario blanco no haya tenido más remedio que conformarse con utilizar a su crack como moneda de cambio. Lo ha intentado en el Tottenham para abaratar el precio de Kane, le han dicho que no. También en el United para hacer lo propio con De Gea, misma respuesta: ni hablar.

Pero la sorpresa es que ahora Pérez está trabajando para colocarlo en el traspaso de David Alaba. El central del Bayern de Múnich es uno de los futuribles para reforzar la defensa blanca y desde el Madrid están preparando la ofensiva.

Y Florentino lo ha vuelto a intentar. Ha insinuado a los directivos alemanes la posibilidad de rebajar el precio del central con Benzema de por medio pero, de nuevo, la respuesta ha sido negativa.

Un problema y de los gordos

Son ya tantos 'no,gracias',  que el mandatario blanco se está poniendo de los nervios. No quiere tener que ver como Karim está un año más en Valdebebas. Algo que, por el contrario, no le importaría al propio Benzema.

El galo, como bien se lo ha hecho saber a su presidente, no quiere marcharse a un club menor y mucho menos dejar de cobrar lo que cobra en el Real. No se irá a no ser que la oferta le agrade.

Algo que, visto lo visto, cada día parece más difícil. Florentino tiene con Benzema un problema muy gordo entre manos. Nadie lo quiere y él no quiere irse. Mal asunto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad