Florentino Pérez | EFE

Bebiendo, fumando (y otras cosas). Florentino Pérez se entera de todo. ¡Cuarentena bomba en el Real Madrid!

stop

El asunto feo de este crack que calla el presidente blanco

21 de marzo de 2020 (18:40 CET)

Como suele ocurrir cada vez que hay un parón en el fútbol, Neymar vuelve a sonar en la órbita del FC Barcelona. Es la historia de nunca acabar. El brasileño siempre sabe como dar de qué hablar, y en las últimas horas así lo ha hecho.

Filtran desde el entorno del jugador brasileño que mantiene intactos sus deseos de abandonar el Paris Saint-Germain y poner rumbo al club del que considera que “nunca debió salir”.

Sus ganas de salir de la capital francesa no son nuevas. El delantero brasileño siempre se ha sentido en segundo plano desde la irrupción de Kylian Mbappé. Y desde su primer curso en el Parque de los Príncipes ha movido ficha para regresar a Barcelona.

Intento fallido

El pasado verano en el Barça pusieron en marcha las conversaciones para recuperar sus servicios. Y Nasser Al-Khelaïfi se prestó a negociar. Pero el dirigente catarí reclamó cantidades indecentes por su traspaso Y no solo eso. Quería a dos o tres cracks al margen del montante dinero. Y no cualquier futbolista. Entre los nombres que proponía Al-Khelaïfi meter en la operación figuraban jugadores como los de Ivan RakiticOusmane Dembélé o Phillippe Coutinho.

Un camino que Josep Maria Bartomeu y compañía se negaron a tomar. Convencieron a Rakitic, pero Dembélé se negó a entrar en la operación. Y en el Barça se negaron a pagar la cantidad al margen de Rakitic que reclamaba el club francés.

Rakitic | EFE

Así, la opción del brasileño se desvaneció por completo. Además, después de no haber llegado a un acuerdo en el juicio por su prima de renovación, en el club culé lo dejaron prácticamente vetado.

Neymar vuelve a sonar en Barcelona

Pero los contactos que Neymar ha mantenido con los pesos pesados culés han mantenido vivas las opciones de contratarlo de nuevo en los despachos culés.

Messi, Suárez, Neymar

El nombre del delantero ha vuelto a sonar con fuerza en la ciudad condal estos días. Y se comenta que si se pone a tiro y Al-Khelaïfi rebaja sus pretensiones, no descartan efectuar la operación.

Bartomeu mueve ficha

El brasileño sigue siendo una petición de Leo Messi, con el que próximamente toca negociar el contrato de renovación. Y Bartomeu y compañía saben que el capitán pedirá el regreso del carioca. Una petición que el dirigente y su junta tendrán que intentar cumplir si quieren asegurarse el futuro de Messi y su continuidad firmada de cara a las elecciones de 2021.

Tanto es así que comentan en la capital catalana que el presidente habría contactado con Wouter Lambrecht , abogado belga especialista en asuntos relacionados con la FIFA y la UEFA, al que han cuestionado sobre los pasos a seguir para hacerse con sus servicios en caso de que el PSG se cierre en banda en la negociación. Todo ello al margen, claro está, de como consigan el dinero del traspaso tras la crisis del COVID-19.

Neymar | EFE

Florentino lo sabe todo

Unos pasos con los que Florentino Pérez se está frotando las manos. Porque Neymar está protagonizando una de sus mejores temporadas desde que llegó al PSG. Suma 18 goles y 10 asistencias en 22 partidos. Pero sabe que en cuanto vuelva a Barcelona, Ney volverá a las andadas.

No hace falta más que ver lo ocurrido estos días atrás, en los que el delantero ha protagonizado el enésimo episodio de desobediencia en el club galo. Los responsables del club ordenaron a los jugadores permanecer en París en confinamiento por el coronavirus. Pero el crack se ha pasado por el forro las recomendaciones y no dudó en coger un vuelo a su país.

El último escándalo de Neymar

Allí ha sido visto disfrutando de su tierra natal, visitando algún que otro local de moda, en ocasiones con una bebida en la mano y en otras rodeado de allegados fumando shisha.

Cabe decir que Neymar no fue el único que se ha fugado de París. Thiago Silva y Edinson Cavanni también pusieron rumbo a sus respectivos países. Al menos, eso sí, Neymar no ha hecho como la mujer de Silva, Belle, que argumentó su huida con que los supermercados se estaban quedando vacíos y porque en la casa de Brasil tenía piscina.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad