Gareth Bale | EFE

“Bale y 70 millones”. Florentino Pérez tiene galáctico para el Real Madrid (y no es Neymar ni Mbappé)

stop

El presidente blanco negocia con un 'crack' europeo

21 de diciembre de 2018 (18:50 CET)

El Real Madrid sigue buceando en el mercado para acometer varios fichajes de cara al mes de enero y al mercado de verano.

Bale, a pesar de su hat trick en la semifinal del Mundial de Clubes, sigue sin convencer y ya piensan en las oficinas del Bernabéu incluirle en alguna operación con él. El jugador no se encuentra cómodo y algunos compañeros no verían con tristeza su salida.

Bale no es el nuevo CR

Con la salida de Cristiano Ronaldo, el galés estaba llamado a ser ese futbolista que tirara del carro blanco. Siempre se comentó que estaba a la sombra del crack portugués, pero su marcha a la Juventus parecía beneficiar al británico.

Cristiano Ronaldo | EFE

Cuando el luso lideraba el club blanco, Bale tenía en la banda contraria a su posición natural. El extremo zurdo estaba ocupado y Gareth se tenía conformar con hacerlo por la derecha. Algo, que justificaría su rendimiento.

La salida de Cristiano no le ha mejorado, al contrario: no marca diferencias dentro del campo y en el vestuario piden su cabeza. Además, su actitud no está siendo la adecuada.

Su compromiso deja mucho que desear

Le señalan que no defiende, que no se comprometa con el equipo y que, en muchas ocasiones, de prioridad a su selección que al club que le paga.

Solari ya le dio un toque en las últimas ruedas de prensa: “Bale lo que tiene que hacer es comerse el escenario cada vez que sale”, fue uno de los mensajes que llegan desde el nuevo técnico del Real Madrid. Pero, ni con este cambio de entrenador se ve una mejora en el jugador de las Islas Británicas.

Gareth Bale  | EFE

Sin embargo, el técnico argentino no es el único que no está conforme con el rendimiento de Gareth. En el vestuario, algunos de sus compañeros se habrían cansado ya de esperar y aguantar a un futbolista que no está comprometido con el proyecto desde los días de Zidane y que se ha dejado ir con Lopetegui y Solari.

Las continuas lesiones desesperan en la zona noble

Las continuas lesiones es otro aspecto que no gusta en la zona noble madridista. El galés arrastra dolencias día sí y día también desde que fichara por el equipo merengue y su estado de forma nunca llega a ser el óptimo. Algo que habría cansado en el entorno de Chamartín.

Ante el Alavés se marchó lesionado, con fatiga en el muslo, pero no tuvo problemas en desaparecer a los pocos días para disputar los encuentros con Gales. No gustó. Tampoco fue del agrado del cuerpo técnico que se ‘borrara’ del partido ante el Melilla en Copa.

Gareth Bale | EFE

Bale, como moneda de cambio de Kane

Por todo, Florentino Pérez ha dicho basta. Busca una saida al '11' y urgente. Una marcha que el presidente quiere convertir en oro. Y la posible llegada de Mourinho ha hecho planear una nueva estrategia al presidente blanco: meterle a Bale en el fichaje de Kane.

El Tottenham tasó a su estrella en unos 220 millones de euros. Por lo que se cree que ofreciendo 70 millones y al galés, al que tasan en 150 'kilos', la operación saldría adelante.

El inglés, encantado

Además, el Real contaría con el sí de Kane, que sigue sin tener un proyecto a su medida y está cansado, aseguran, de que su equipo no acabe de explotar en la Premier y la Champions.

Además, ve con buenos ojos tener de entrenador a Mourinho, que conoce de sobra el estilo del jugador británico y podría hacer que se adaptase mejor a la Liga española.

Florentino ‘mataría’ así varios pájaros de un tiro. Primero se desprendería del ‘crack’ galés, conseguiría el refuerzo perfecto para sustituir a un Karim Benzema que este año está desperdiciando una nueva oportunidad y evitaría que el delantero inglés se incorporase al eterno rival, el Barça, que también le tiene en la agenda.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad