Bale | EFE

“Bale y 60 millones”. El plan b de Zidane y Florentino Pérez a Neymar y Mbappé

stop

El delantero galés está en una operación del presidente blanco

28 de mayo de 2019 (13:05 CET)

​Gareth Bale puede convertirse en un verdadero problema en el Real Madrid. El delantero galés va anunciando por activa y por pasiva que está más que contento en el Bernabéu, que tiene años de contrato por delante y que no piensa moverse.

Gareth Bale

El pulso con el club ya ha empezado. El problema es que, a diferencia de otros jugadores que han iniciado una nueva batalla contra el presidente como es el caso de Sergio Ramos, Bale no cuentan con el más mínimo apoyo.

Ni la afición, ni el vestuario, ni Zidane ni mucho menos la directiva quieren que siga. De ahí que ya todos dan por hecho que, por muy ‘tozudo’ que se ponga, acabará saliendo. De hecho, cuentan desde Chamartín que el galés puede formar parte de una operación para hacerse con el plan b a Neymar y Mbappé.

Bale y la llegada de Rashford

Obviamente el Real está muy atento a todo lo que ocurre en París en torno a los dos cracks del PSG. Pero, como bien sabe Florentino, no va a ser nada fácil que el brasileño y el galo salgan.

Es por eso que en el Madrid buscan alternativas. Y una de ellas es la de Marcus Rashford, un jugador joven (21 años), que puede jugar en las dos bandas y que, sobretodo, aportaría esa frescura arriba que tanto necesita el Real.

Acaba contrato el próximo verano, y de momento no ha renovado. De ahí que el Madrid vea en él una buena oportunidad. Si bien es cierto que Zidane preferiría a jugadores más top como los dos cracks del PSG o incluso Mané, el extremo del Manchester United es una opción válida para el míster.

El problema es que en Old Trafford han tasado a su estrella en 120 millones. De ahí que, sabiendo que Florentino está desesperado por vender a Gareth, le hayan hecho llegar una propuesta: “Bale y 60 millones”.

Una opción que, de momento parece estar descartada. Pero ojo porque a medida que vayan pasando los días y Bale siga formando parte de la plantilla blanca, los nervios crecerán, por lo que no sería extraño que al final, aunque fuera en una operación muy a la baja, el galés entrara en un trueque.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad